Viamonte FC una máquina de ganar
GENERAL VIAMONTE

Viamonte FC una máquina de ganar

Con su cuarto triunfo consecutivo, no solo aseguró su clasificación, sino también el primer lugar de la Zona, lo que le permite estar entre los mejores 16. Esta vez goleó a Juventud Unida de Lincoln por 4 a 0 (2 de Bonamino, Millares y Fernández)

Cerrada la 4ta jornada del grupo 4 de la Región Pampeana Norte, con un resultado ya “puesto” que le permitiría al equipo del barrio Belgrano con la victoria sacar 8 puntos de ventaja, sobre 6 en juego, no solo asegurar el pase de ronda, sino también la importancia que significa ser primero, lo que le permite saltear una instancia clasificatoria.
La noche se presentaba calurosa, húmeda, agobiante, el piso si bien había aguantado los chaparrones a lo largo del día de manera impecable, se lo notaba muy pesado, resbaladizo, dificultoso en algunos sectores. También es cierto que el juego en estas condiciones se hace entretenido, rápido, propenso a cualquier error, pero también en ocasiones jugadas con riesgos para el físico del adversario cuando se trata de poner y meter. Por momentos este Viamonte, se parece mucho a un equipo “normal”, donde lo avanzan, lo lastiman, lo empujan y su defensa por momento muestra ciertas grietas. Pero hay otros, que parece un equipo de playstation donde la tocan dos o tres de sus distintos, y se enciende una luz de alarma para los arcos rivales.
Como en ese aviso, tras ejecución a la salida de un despeje, que Bonamino le da como viene, Escudero apenas la desvía con su cabeza y la pelota da en el travesaño. Era el presagio de lo que iba a ocurrir en el minuto 27' habilitación de Millares, para Bonamino que entra como centro´- delantero, enfrenta al arquero y con remate cruzado ponía el 1 a 0. No obstante ello el equipo de Oliver seguí sufriendo desacoples, se cargaba de amarillas, no podía controlar el medio, por claro..la “Juve” carecía de esos jugadores desequilibrantes, y salvo chispazosdel experimentado Alvarez, no mucho más. Llegaba el complemento, casi con la misma tónica, primeros minutos parejos, chatos, sin demasiadas incidencias.
Aparecía Duarte en su máxima expresión para ahogar lo que sería el empate. Millares se pierde el segundo, luego que su remate cruzado diera en la base del palo izquierdo de Fernández, y no entrara de milagro, pero tuvo su revancha a los 26' cuando una habilitación lo encuentra prácticamente solo, con el arquero como último escollo se lo saca de encima y con el arco vacío defina al gol. 2 a 0, y la visita ahora sí terminaba de derrumbarse, caía a los pies de jugadores que cuando llegan lastiman de verdad. Pero la “perlita” de la noche, para el disfrute de todos los presentes (propios y extraños) llegó a los 34' cuando Bonamino frota la lámpara, recibe por derecha, ángulo del área mayor, un amague ante el marcador y con una perfecta caricia, por arriba del cuerpo del arquero, la pelota cae a sus espaldas, da en el travesaño y atraviesa la línea de gol (aun cuando Fernández aseguraba), una obra de arte, un óleo, para colgarlo, y aplaudir de pié, como lamerecida ovación que recibió cuando se retiró reemplazado por Vecchi, ya estaba bien paga la entrada. Aunque todavía faltaba coronar la goleada, y fue otra obra de arte del contragolpe, encabezada por Millares, abre a la derecha, Herrera la sirve al medio, para que Fernández entrando como en la peatonal Corrientes solo tuviera que darle un pase displicente a la red, 4 a 0, y una demostración de poderío envidiable, que lo transforman en el mejor equipo de la Region Pampeana Norte, con números que meten miedo, pero que sin dudas aún debe aceitar, engranar algunas piezas para no sufrir ese desbalance que le da la confianza en el poder de los terribles delanteros.

COMENTARIOS