Se profundiza el conflicto entre los docentes universitarios y el Gobierno.
Se profundiza el conflicto entre los docentes universitarios y el Gobierno.
EDUCACIÓN PÚBLICA

Franja Morada Unnoba respaldó a los docentes universitarios

La agrupación estudiantil transmitió su preocupación por lo que viene ocurriendo con la educación superior y exigió que “resuelvan este conflicto".

El conflicto entre los docentes universitarios y el Gobierno sigue profundizándose y, de este modo, el reinicio de clases tras el receso de invierno continúa complicado. Tras la última reunión con representantes del Ninisterio de Educación nacional, tanto la Conadu como la Conadu Histórica justificaron la medida de fuerza para esta semana y rechazaron una oferta salarial del 10,8% para el período mayo-agosto.
"El Gobierno tiene que dar una respuesta efectiva, no solo a la situación salarial sino también a la crisis presupuestaria de la Universidad. El no inicio de clases, los abrazos a las universidades y las múltiples instancias de lucha son el emergente del profundo malestar de los docentes y la comunidad universitaria", dijo en las últimas horas Carlos De Feo, secretario general de la Conadu. Los sindicatos exigen un aumento del 30% más cláusula gatillo, una herramienta que ven como clave para que el salario no pierda contra la inflación.
En este marco, la agrupación estudiantil Franja Morada de la Unnoba (Universidad Nacional del Noroeste Bonaerense) respaldó la lucha docente, transmitió su preocupación por lo que viene ocurriendo con la educación superior y exigió "al presidente Macri, a la gobernadora Vidal y al Ministerio de Educación y Deportes de la Nación que resuelvan este conflicto".
"En función de los hechos de público conocimiento que están sucediendo en el ámbito de las universidades nacionales y como bien expresó la Federación Universitaria Argentina, gremio que representa a todos los estudiantes de las universidades nacionales, queremos trasmitir nuestra preocupación por el deterioro del salario docente, eso sumado al desfinanciamiento en materia de infraestructura, haciendo necesario garantizar por sobre todas las cosas el derecho a la educación pública, gratuita y de calidad", expresaron los estudiantes.
Además, manifestaron: "No podemos tolerar que miles de estudiantes de nuestro país sigan aguardando por el inicio de clases, perdiendo tiempo valiosísimo en su formación humana y profesional, que será la base de un país más justo y con oportunidades para todos".
En tanto, aclararon: "Seguiremos acompañando a nuestros docentes en su lucha salarial, donde a seis meses del acuerdo efectuado en 2017, con una inflación en el primer semestre que supera el 16% y una proyección anual que supera el 30%, el Ejecutivo nacional insiste en ofrecer un aumento del 15% en 4 cuotas sin cláusula de actualización para todo el 2018".
“La Universidad Pública enseña, investiga, desarrolla, transfiere conocimientos y acompaña al país en su crecimiento y desarrollo. Este tal vez sea el concepto más profundo que nos deja la Reforma Universitaria, que celebra su centenario en 2018, y esta situación nos lleva a pensar si efectivamente las políticas nacionales comprenden al sistema educativo universitario como una inversión social o como un gasto del estado", agregaron desde la agrupación.

COMENTARIOS