Tapa de Democracia del sábado 4 de marzo de 1989.
Tapa de Democracia del sábado 4 de marzo de 1989.
LA TRAGEDIA OCURRIÓ CUANDO UN CAMIÓN CAMBIÓ DE CARRIL PARA SUPERAR A UN RODADO

Se cumplen 30 años del fallecimiento de los cinco ajedrecistas que iban a Misiones

Horacio Luján González, José Luis Vítola, Víctor Claudio Fante, Edgardo Tenca y Adolfo Nigro perdieron la vida 35 kilómetros antes de llegar a Posadas, donde iban a participar del Campeonato Argentino de Ajedrez.

Hace 30 años los cinco ajedrecistas juninenses, Horacio Luján González, José Luis Vítola, Víctor Claudio Fante, Edgardo Tenca y Adolfo Nigro perdían la vida en un accidente vehicular.
El viernes 3 de marzo de 1989 los jugadores estaban viajando a Posadas para participar de un Campeonato Argentino de Ajedrez, cuando a 35 kilómetros del destino, encontraron la muerte de manera trágica cerca de la localidad de Apóstoles sobre la Ruta Provincial 105.
Aproximadamente a las 13.30, el vehículo en el que viajaban se encontró con otro que venía en sentido contrario haciendo una maniobra de sobrepaso en línea amarilla.
La tragedia ocurrió cuando un camión, que cambió de carril para superar a un rodado en una subida, se encontró en el descenso con el Peugeot 504 que conducía el Flaco Tenca, quien salía de una curva, y evadió hacia la banquina.

En ese momento, el camión hizo lo mismo volanteando hacia el lado de los juninenses que estaban fuera de la calzada. Inmediatamente, el camionero intentó retomar para la ruta, y con las ruedas traseras pasó por arriba al automóvil y acto seguido se desprendió la lanza del acoplado que terminó de pasar por encima al Peugeot.
Como consecuencia del impacto los cinco ocupantes del automóvil fallecieron instantáneamente por aplastamiento. Después el automóvil comenzó a incendiarse desde adelante hacia atrás por lo que los cuerpos presentaron quemaduras, ya fallecidos.
También integró esa delegación el actual presidente de Sarmiento, Fernando Chiófalo, por entonces un juvenil y destacado ajedrecista que había viajado en micro a Posadas y tuvo la dura tarea de reconocer los cadáveres.
Por gestión municipal, los cuerpos fueron trasladados a Junín en avión e inhumados el domingo 5 en el Cementerio Central. Con el tiempo la comuna local otorgó un lugar para que los cinco descansaran juntos en la necrópolis.

COMENTARIOS