Tiempos de crisis
OPINIÓN

Tiempos de crisis

Los argentinos estamos atravesando momentos de enorme incertidumbre política, económica y social. El contexto de crisis se profundiza al ritmo de la inflación que sigue disparándose ante la incapacidad del gobierno central.
Nuestro Junín, que no escapa a la realidad, sufre además la falta de liderazgo y la improvisación de un gobierno municipal que administra millones, pero ejecuta miserias, en una ciudad que se estanca, mientras los esfuerzos están monopolizados por las fotos armadas, vacías de contenido.
Ante este escenario, una de mis mayores preocupaciones es la falta de oportunidades en general, y para los jóvenes en particular. No podemos pensar en un futuro con prosperidad si como ciudad no construimos herramientas que les permita a los más jóvenes desarrollar sus capacidades e incluirse en el mercado laboral.
Un 50% de deserción escolar en la educación secundaria, y un 60% de jóvenes menores de 17 años bajo la línea de la pobreza, nos obliga a ocuparnos e innovar en políticas públicas que permitan atacar agresivamente estos parámetros, no solo para contribuir con el presente sino además para garantizar el futuro.
Junín tenía un programa ejemplar de incorporación de jóvenes al mundo laboral como era el programa diseñado y coordinado por el licenciado Daniel Arroyo, denominado "Oportunidades para Jóvenes" que se implementaba a través de la oficina de Juventud. Durante los años 2014 y 2015 más de 300 jóvenes juninenses pudieron desarrollar su proyecto productivo y cultural a través de una política pública que financiaba sus emprendimientos con fondos municipales. El Estado redistribuyendo recursos, generando cultura del trabajo e igualdad social. Lamentablemente hace dos años y medio este programa se ha discontinuado.
Este es solo un ejemplo de las posibilidades que estamos desaprovechando en pos del crecimiento y desarrollo de nuestra ciudad. Mientras el municipio, se esfuerza en construir escenarios fotográficos pensando en las elecciones del próximo año, en nuestra ciudad aumentó el desempleo, se expulsa a los jóvenes, se ignora a los jubilados, y se presiona con tasas sin contraprestación a los, cada vez menos, contribuyentes.
Necesitamos saber cuál es la política local para enfrentar la crisis, y si no la hay, necesitamos un gobierno con la humildad necesaria para convocar a todos los sectores a construirla de manera urgente.

(*) Concejal. Presidente del Frente Renovador de Junín.

COMENTARIOS