Las esperanzas de reactivación, en el trigo
NEGOCIOS AGROPECUARIOS

Las esperanzas de reactivación, en el trigo

Ante la escalada del dólar, un dato surgió en los últimos días y es que la mejor inversión del último semestre, que superó incluso a las lebacs, fueron los contratos a futuros de trigo con una suba superior al 95% anualizada.

El trigo marca el ritmo de la reactivación del campo con pronósticos que hablan de generar unas 19 millones de toneladas y divisas por exportación de 2.800 millones de dólares.
Ante la escalada del dólar, un dato surgió en los últimos días y es que la mejor inversión del último semestre, que superó incluso a las lebacs, fueron los contratos a futuros de trigo con una suba superior al 95% anualizada, considerando el valor del contrato Julio 2018 del Mercado a Término de Buenos Aires (Matba).
Según un análisis, no se trató de un evento sino que hubo señales concretas de que el actual escenario podría llegar a ocurrir.
El 3 de noviembre de 2017, Enrique Erize, director de la consultora Nóvitas, aseguró que el valor del trigo argentino tenía una alta probabilidad de suba en los meses de marzo o abril de este año.
Seis días después de esa proyección, el 9 de noviembre de 2017, los que se tomaron su tiempo para estudiar el mercado del cereal, pueden haber comprado futuros de Trigo Buenos Aires Julio 2018 del Matba a un valor de 176,3 u$s la tonelada.
En tanto, seis meses después, el 9 de mayo último, el precio de cierre de ese contrato fue de 261 u$s la tonelada; es decir registró en el período un alza del 48% (96% anualizada).
Esta semana, la Federación de Acopiadores organizó durante dos días el encuentro "A Todo Trigo 2018", con referentes de la cadena que se dieron cita en el hotel Sheraton de Mar del Plata.
En su binaugural, Fernando Rivara, presidente de los acopiadores dijo "volvimos al trigo, volvimos a la calidad, produjimos 18 millones de toneladas y volvimos a ser un jugador de peso en el mercado internacional".
La Bolsa de Cereales de Buenos Aires, por su parte, en el encuentro lanzó las previsiones de los granos finos, trigo y cebada, con un total de 22,7 millones de toneladas, para la campaña 2018-2019, que empezará, clima mediante, en las próximas semanas, mientras se busca la excelencia en la producción y comercialización local e internacional triguera argentina.

El producto bruto triguero tendrá, para los técnicos de la Bolsa porteña, un crecimiento del 33% respecto de la campaña anterior y 132% en comparación con el ciclo 2015-2016.

El presidente de la entidad, Raúl Cavallo, condujo el lanzamiento de la bFina 2018-2019 y afirmó que "la cadena del trigo ha sido la que mayor respuesta ha mostrado a los nuevos incentivos dados por la eliminación de los derechos y restricciones a las exportaciones".
Una infografía mostró las proyecciones de la Bolsa que prevé una producción de 19,1 millones de toneladas de trigo y 6,1 millones de hectáreas a sembrarse.
Mientras que para cebada estima 0,95 millones de hectáreas y 3,6 millones de toneladas de cebada para el ciclo a punto de comenzar.
El producto bruto triguero tendrá, para los técnicos de la Bolsa porteña, un crecimiento del 33% respecto de la campaña anterior y 132% en comparación con el ciclo 2015-2016.
Por otra parte, el complejo triguero se prepara para una campaña récord, según analizaron los economistas de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Julio Calzada y Emilce Terré.
En su evaluación sostuvieron que "lo bueno que dejan las lluvias en la región agrícola argentina de las últimas semanas, es la posibilidad de apuntalar las siembras de trigo de cara a la nueva campaña 2018-2019.
Aseveraron que "en un contexto favorable de precios y con la humedad en los suelos asegurada, el sector productivo podría extender la superficie cubierta a alrededor de 6 millones de hectáreas, según la expectativa promedio del mercado, creciendo un 10% con respecto al año anterior".
"De alcanzarse esa cifra, la contribución del trigo al Producto Bruto Argentino ascenderá a US$ 3.800 millones, en tanto que su complejo aportará divisas por US$ 2.800 millones", dijeron.
Consideraron que son "cifras realmente relevantes. La necesidad del productor de recuperar rápidamente fondos luego de una campaña gruesa diezmada por la sequía y mantener el esquema de rotación de los cultivos apuntala el interés de los hombres de campo de sembrar trigo".
"Además, el precio que promete el trigo para la nueva campaña cierra la ecuación de costos, con valores a enero 2019 que rondan hoy los US$ 190 a 200 la tonelada, cuando a la misma altura del año pasado el productor se aprestaba a sembrar con precios a cosecha en torno a los US$ 155 la tonelada", precisaron.
Por otro lado, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) anunció que un grupo de nueve cultivares de trigo pan que baten récords de rendimientos llegando a producir 11 mil kilos promedio por hectárea bajo riego o en secano fueron identificados en ensayos realizados en Balcarce, Buenos Aires y están disponibles para los productores.
Una buena noticia, aunque la calidad no está asegurada, sí el rinde.

COMENTARIOS