FONDOS BUITRE

El Gobierno apeló ante la Justicia neoyorkina

Ocurre tras el fallo que ordenó pagar a los bonistas que no entraron al canje más de 1.300 millones de dólares por bonos del país en default.

El Gobierno nacional presentó sus apelaciones ante la justicia de Nueva York contra el fallo que ordenó pagar a holdouts más de 1.300 millones de dólares por bonos del país en default y advirtió que incluso la cámara de apelaciones que ratificó la medida cometía “graves errores” porque, entre otros temas, anulaba planes de reestructuración.
La apelación fue presentada en la madrugada de ayer sábado, última hora del viernes en Nueva York, por el bureau de abogados que maneja el reclamo argentino ante el tribunal que hace dos semanas confirmó el fallo del juez Thomas Griesa que condenó a Argentina al pago y pidió la conformación completa de la Cámara de Apelaciones, compuesta por 13 jueces, para analizar el caso.
En el escrito presentado por el Gobierno, según la cita de agencias internacionales, hubo críticas para los camaristas de apelaciones que confirmaron el fallo de Griesa al sostener que esa “decisión comete graves errores legales que magnifican el error de las decisiones anteriores sin precedentes del panel”.
En ese sentido, apuntó a una interpretación del principio de “pari passu”, que reclama el pago a los holdouts similar al de los tenedores de bonos canjeados, al señalar que eso “desafía lo comercialmente razonable”.
Además, advirtió que puede aumentar “futuras crisis de deudas soberanas”. En su dura crítica al fallo, el gobierno también señaló que “anula el efecto de dos reestructuraciones aprobadas por este tribunal”, en referencia a los canjes aceptados por el 93 por ciento de los acreedores.
El fallo de Griesa no fue aplicado ante las múltiples apelaciones del Gobierno argentino, a la espera de que la Corte Suprema de Estados Unidos defina si resuelve el caso.
Al respecto, apuntaron que “un default de ese tipo tendría consecuencias devastadoras para el EGB, los tenedores de bonos canjeados en general, y para la economía mundial y el sistema de reestructuraciones de deuda soberana internacional por completo”.
Las apelaciones que presentó Argentina corresponden al segmento del juicio en el que se discute la forma de pago propuesta por el país como contraoferta a la orden de tener que cancelar de una vez y en efectivo 1.330 millones de dólares.
Dadas las características de los fallos, se entiende que ambas actuaciones serán rechazadas por la Corte de Apelaciones de Nueva York, con lo que la actuación se enmarca dentro de una estrategia que busca ganar tiempo.

COMENTARIOS