Según la UCA, la pobreza se profundizó en 2018 y afecta al 31,3% de los argentinos

Según la UCA, la pobreza se profundizó en 2018 y afecta al 31,3% de los argentinos

De acuerdo con los datos de la casa de estudio, el año pasado se agravó la situación socioeconómica del país.

La Universidad Católica Argentina (UCA) brindó los datos de la pobreza en Argentina y señaló que durante 2018 creció un 18,6%, respecto al 2017 cuando había un 16,7 por ciento de pobres. Mientras, los no estructurales pasaron del 9,9% al 12,7%”. Estas cifras se suman a una situación de indigencia multidimensional del 31,1% registrada el año pasado: de 10.773.000 personas se pasó a 12.676.500 en doce meses en todas las zonas urbanas del territorio nacional.

De esa manera lo revela el nuevo trabajo de “Enfoque de Pobreza Multidimensional basado en derechos” que es confeccionado por el Observatorio de la Deuda Social. El estudio mide las carencias no monetarias, es decir alimentación y salud, servicios básicos, vivienda digna, medioambiente, educación, empleo y seguridad social, y las relaciona con ingresos.

Además, se precisó que “la población con inseguridad alimentaria severa” pasó del 6,2% en el tercer trimestre del 2017 al 7,9% en el mismo período del 2018. En la categoría del sector que carece de una “atención médica, medicinas y alimentos” se el porcentaje paso de 26,6% al 28,2%.

Por su parte, las cifras referidas al “desempleo e inseguridad” se agravaron, de 33,5% pasaron a 34,3%. Es decir, la consulta arrojó que aumentaron las personas que residen en viviendas precarias, en condiciones de hacinamiento o con déficits de servicios sanitarios: en este caso el porcentaje pasó del 26,6 al 27,1%.

El nivel de pobreza en hogares no profesionales es donde se profundizó la crisis. A diferencia del 2017 que presentó un 55,6%, la cifra porcentual pasó a ser del 59,8% en 2018. Y entre los obreros integrados, del 32,7% al 39,2%.

En tanto, el informe elaborado por la UCA precisó que en el país existe un núcleo duro del 54,3% de los hogares de trabajadores marginales que atraviesan las condiciones de vida actuales desde el 2010.

COMENTARIOS