Once: la defensa de De Vido solicitó la “nulidad absoluta”
JUICIO ORAL

Once: la defensa de De Vido solicitó la “nulidad absoluta”

Los abogados del ex ministro aseguran que “hay razones muy claras y de enorme envergadura por las cuales las acusaciones no deberían ser sostenidas”.

La defensa del ex ministro de Planificación e Infraestructura y diputado nacional, Julio De Vido, planteó ayer la “nulidad absoluta” de las acusaciones de la fiscalía y la querella contra su asistido en el juicio por la tragedia de Once, donde murieron 51 personas.
El abogado Maximiliano Rusconi fundamentó su planteo en que las acusaciones son “jurídicamente imposibles” porque “falta la definición del hecho” y “nadie puede ser imputado como coautor de un delito (de estrago) culposo ni partícipe necesario de un delito en que no está claro el autor”.
La audiencia pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo miércoles.
La segunda audiencia en el juicio a De Vido y Gustavo Simeonoff, ex jefe de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos, duró apenas una hora y cuarto, de 9.36 a 10.49, pese a que este proceso prevé un solo debate por semana y concita interés de los familiares de los 51 muertos y 789 heridos en la tragedia ferroviaria del 22 de febrero de 2012.
Los jueces del Tribunal Oral Federal 4 Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y Gabriela López Iñíguez preguntaron a las partes si iban a responder al planteo de la defensa y tanto la fiscalía como la Oficina Anticorrupción y una de las dos querellas particulares optaron por no contestar y pidieron más tiempo para hacerlo, por lo que el tribunal resolvió finalizar la audiencia.
A su turno, el otro abogado defensor, Gabriel Palmeiro, complementó a su colega planteando la “excepción de falta de acción por inexistencia de delito” y solicitó al Tribunal Oral Federal 4 que dicte “el sobreseimiento” del ex ministro. Palmeiro también pidió que, si llegase a proseguir el debate, el tribunal incorpore como prueba las declaraciones de Jorge Asís al programa televisivo “Animales Sueltos”, donde afirmó que la tragedia de Once “fue un sustito” que el motorman Daniel Andrada, luego muerto a tiros, “no quiso hacerse cargo de llevar adelante” y “lo hizo” otro motorman, Marcos Córdoba, “y salió mal”.
A los requerimientos de la defensa de De Vido se sumó en términos similares la defensora oficial Paola Viviani, que asiste al otro enjuiciado, Simeonoff.
Ambos comparecen acusados de los delitos de descarrilamiento de un tren agravado y defraudación contra la administración pública
En el primer juicio por la tragedia de Once, en 2015, el Tribunal Oral Federal 2, condenó a 21 de los 28 acusados: la pena más alta, nueve años de prisión, recayó sobre Claudio Cirigliano, ex titular de TBA, por estafa y administración fraudulenta contra el Estado.
El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime fue sentenciado a cinco años de prisión y su sucesor Juan Pablo Schiavi a ocho años.
En el inicio de este segundo juicio, la semana pasada, el fiscal Ramiro González presentó su caso durante la primera audiencia y expuso las falencias en el control del material ferroviario por parte del Estado, así como de los subsidios que se entregó a la concesionaria TBA, entonces a cargo de la explotación de las líneas Sarmiento y Mitre.

COMENTARIOS