None
MUNDIAL DE BÁSQUETBOL

Argentina ante Puerto Rico

El partido debút será televisado en directo por varias señales y comienza a las 12.30.

El seleccionado argentino de básquetbol, sin algunos de sus emblemas de la “Generación Dorada”, quiere arrancar derecho en el Campeonato Mundial de Básquetbol España 2014 en el duelo que sostendrá hoy frente a su par de Puerto Rico, en partido por la zona “B” de la competencia ecuménica.
El choque entre ambos conjuntos americanos, dos de las potencias del continente, se llevará a cabo a partir de las 17.30 local (12.30 de la Argentina) en el Palacio de los Deportes de la ciudad de Sevilla.
Televisarán la TV Pública, DeporTV y las señales de cable TyC Sports y DirecTV y también el canal de la Universidad de La Plata transmitirá el mundial
Podrá observarse en la señal 56 de la TDA (Televisión Digital Abierta) y también por la web en la página www.unlp.edu.ar.
Debilitado por las ausencias por lesiones de Emanuel Ginóbili (microfractura por estrés del peroné derecho) y Carlos Delfino (fractura en el hueso escafoides del pie derecho), el equipo argentino combina valores de aquilatada experiencia, algunos con la medalla olímpica de Atenas 2004 como bandera, con otros jóvenes que empiezan a diseñar sus primeros encuentros con la camiseta celeste y blanca.
En ese contexto, el “’as de espadas” sigue siendo el capitán Luis Scola. El ala pivote de los Indiana Pacers no sólo es el goleador histórico nacional en Campeonatos Mundiales (superó a Ernesto ‘Finito’ Gerhmann, que se desempeñó en Montevideo 1967 y Puerto Rico 1974) sino que exhibe esa difícil virtud de aparecer en los momentos en los que se requiere su presencia.
Así lo certifican los 37 puntos (record en un equipo argentino) conseguidos en el 93-89 a Brasil de la Copa del Mundo Turquía 2010, los 32 alcanzados en el 102-79 sobre Lituania en los Juegos Olímpicos Londres 2012 o los 28 sumados (18 en el tercer cuarto) en el 73-67 ante Canadá en el Premundial Caracas 2013, el resultado que garantizó la participación en este evento ecuménico.
En la pintura y bajo los tableros, cuando a la mayoría se les nubla la vista y se les acortan las ideas, aparece el capitán Scola, dispuesto a salir “en rescate” de una Selección que necesita de sus contribuciones. El base Facundo Campazzo, en este caso, se convierte en el “ancho de bastos”. Fulgurante aparición del básquetbol nacional en los últimas cuatro Ligas con Peñarol de Mar del Plata, el joven que acredita talento, desfachatez y compromiso, en idénticas proporciones, ya dio muestras de consagración.
El cordobés (23 años) brilló en partidos puntuales de Londres 2012 (ante Túnez cuando fue titular por la ausencia de Pablo Prigioni, afectado por un cólico renal) o bien en el Premundial del año pasado, cuando comandó la reacción argentina en los triunfos sobre Venezuela (77-71, 18 tantos) y República Dominicana (103-93, 31) para asegurarse el último escalón del podio.
Los ‘siete bravos’ en este equipo argentino son Andrés Nocioni y Walter Herrmann. Ausentes ambos en el último Mundial Turquía 2010, los dos santafesinos ya se abrazaron a la gloria y festejaron la obtención del oro olímpico en Atenas.
Del ‘Chapu’ Nocioni se rescata su compromiso y entrega con la camiseta, su condición de devenir en emblema, aun sin poseer la habilidad de otros componentes de la Generación Dorada.
De Herrmann, quien decidió retirarse del seleccionado por un período prolongado y volvió ante el llamado de Lamas, se elogia ese tiro certero y una innata capacidad para defender el tablero propio y atacar el ajeno, con sus 2,06 metros de altura. Las imágenes del aficionado al básquetbol surgen nítidas cuando se recuerda lo hecho en la semifinal de los Juegos Olímpicos Atenas 2004 frente a los Estados Unidos (89 a 81), cuando el nuevo crack del Flamengo fue figura.
Como si se tratase de un ‘tres que sirve para hacer primera o definir una mano’, Pablo Prigioni también posee un innata capacidad de conducción que hizo que, New York Knicks, lo retenga en su plantel N.B.A., a pesar de los 37 años. Lo mismo ocurre con otro cordobés como Leonardo Gutiérrez (36), que desde mañana encarará su cuarto Mundial consecutivo.
El resto de los integrantes del equipo argentino son cartas que, indistintamente, pueden colaborar y ser útiles en diferentes segmentos de partido.
Enfrente estará Puerto Rico, un equipo que suele presentar dura batalla y que tiene como principales estandartes a los perimetrales José Juan Barea (Minnesota Timberwolves) y Carlos Arroyo (Galatasaray, Turquía)
Una tendinitis en el talón de Aquiles del interno Renaldo Balkman pone en duda su participación continua en el encuentro, aunque Ricky Sánchez (ex Libertad de Sunchales) está ensayando con el DT Paco Olmos para desempeñarse como hombre de referencia bajo los cestos.

COMENTARIOS