Di María dijo que “las burlas lastiman”
DELANTERO

Di María dijo que “las burlas lastiman”

El delantero Ángel Di María, uno de los históricos de la Selección, repasó su conflictiva relación con los hinchas argentinos, reconoció que le pesa (y mucho) su ausencia por lesión en la final de Brasil 2014, explica por qué es uno de los mejores a la hora de entenderse con Lionel Messi y asegura que en el Mundial de Rusia 2018, si el equipo nacional no levanta la Copa, gran parte de esta generación dará un paso al costado. También anticipó su regreso a Rosario Central.

Los comentarios
“Los que te duelen son los que van más allá del juego. Cuando dicen ‘este hijo de puta que no corre, que no juega por la camiseta porque allá gana millones…’ Mi abuela se murió por la mañana el día que jugábamos contra Chile, en la Copa América de los Estados Unidos, y yo me quedé, no me fui. Estaba jugando y mi mamá estaba al lado del cajón de su mamá, de mi abuela. Y yo no pude estar con ella. Son cosas que no se pueden explicar, pero uno hasta llega a descuidar a la familia. Las críticas están perfectas, pero cuando se pasan es muy doloroso. Las burlas lastiman...”

Terapia para poder jugar
“En un momento decidí comenzar (a hacer terapia) por todas las críticas que recibía; sentía que estando en la Selección no era el mismo que estaba en el club. Me lesionaba y psicológicamente me mataba pensar que ya no estaba para la Selección. Necesitaba descargar para volver a estar bien. Lograr la clasificación me ayudó también, me trajo alivio. Antes la estaba pasando mal, pero muy mal”.

Manejar la cabeza pensando en Rusia 2018
“Superar lo que hicimos en 2014 será muy difícil, hemos dejado la vara muy alta. Hemos llegado a una final, y eso no lo logra cualquiera. Ahora, en la recta final hacia otro Mundial, te pasan por la cabeza dos cosas, y no las podés manejar: por un lado querés jugar todos los partidos con tu club, y por otro lado se te vienen imágenes del Mundial, ya querés estar ahí y rogás que no te pase nada”.

Historia, no leyenda
“Ojalá que en algún momento sea reconocido este proceso. Hay mucha gente que opina, y tiene todo el derecho a decir lo que prefiera. Pero llegamos a tres finales…, y nos faltó suerte, en las tres tuvimos más chances que el rival. Hicimos historia, pero no pudimos ser leyenda, de ser recordados en la Argentina para toda la vida… pero nos quedamos ahí, en la puerta. Ojalá este Mundial nos dé la oportunidad de terminar de abrir la puerta”.

COMENTARIOS