Leonardo “Junior” Amitrano (derecha) intercambia golpes con su vencido, Emiliano “La Cobrita” Domínguez.
Leonardo “Junior” Amitrano (derecha) intercambia golpes con su vencido, Emiliano “La Cobrita” Domínguez.
BOXEO EN RÍO CUARTO

Leonardo “Junior” Amitrano sorprendió a Emiliano “La Cobrita” Domínguez y lo venció

El puntano retuvo el título sudamericano de peso súper ligero, al vencer en Río Cuarto por puntos al púgil de Teodelina, Santa Fe.

El puntano Leonardo “Junior” Amitrano y el chaqueño Fidel “El Rayo” Ruiz Díaz resultaron vencedores en el doble fondo de la velada que “Arano Box Producciones” llevó a cabo en la noche del sábado en el gimnasio del Club Central Argentino de Río Cuarto (Córdoba).
Amitrano (63,300) retuvo el título sudamericano súper ligero al vencer por puntos en fallo unánime y en 12 asaltos al santafesino de Teodelina radicado en Junín, Emiliano “La Cobrita” Domínguez (63,100), mientras que Ruiz Díaz (61,100) reconquistó el cetro sudcontinental ligero al noquear efectivamente en el cuarto capítulo al sanluiseño Guillermo Soloppi (60).
El boxeo científico y frío de Amitrano fue superior al corazón de Domínguez en lo que se consideró el duelo principal del festival. Fue una pelea muy cerebral y pensada hasta el octavo round, donde por iniciativa y mas cantidad de golpes se estaba imponiendo el retador.
Pero en el mencionado asalto, un gancho zurdo del campeón cortó el párpado derecho del natural de Teodelina (venía de perder el invicto en Francia, en pelea por el título mundial de la IBO ante Mohamed Mimoune) y “La Cobrita” se desconcentró y perdió la brújula de la pelea. Encima, en ese round, el referee Víctor Correa le realizó una cuenta de pie.
A partir de allí fue todo del peleador de Villa Mercedes, quien jamás se salió del cauce y supo llevar el ritmo de pelea hasta el final aprovechando además un quedo físico de Domínguez.
Las tarjetas que le dieron la victoria a Amitrano en lo que fue su primera defensa fueron las siguientes: 114,5-113,5 (Ferrero), 116,5-114 (García) y 116,5-113-5 (Pérez).
En el otro combate titular, “El Rayo” Ruiz Díaz fue muy superior al enjundioso Soloppi desde el primer campanazo. Muy sólido y veloz y con precisas descargas abajo y arriba, el chaqueño gobernó todo el desarrollo del breve pleito, que se definió en el cuarto round cuando, con duros impactos al cuerpo, el radicado en José León Suárez (Buenos Aires) doblegó al puntano, cuyo dolor motivó al árbitro Carlos Pedernera a hacerle una cuenta de protección de pie que el perdedor no respondió, con lo cual el tercer hombre en el ring la llevó a diez.

Fabricio Bea, un pegador letal
El invicto de Villa Mercedes (San Luis), Fabricio “El Turbo” Bea (60,900), demostró que tiene poder en cualquier round de una pelea, al vencer por nocaut en el octavo y último asalto al bonaerense César Alejandro Pérez (59,400), quien jamás había perdido antes del límite.
El de San Luis dominó casi toda la pelea pero por momentos tuvo problemas para encontrar al hábil Pérez. En el séptimo round, el trabajo al cuerpo de Bea comenzó a hacerse sentir y la definición del asalto postrero, con un gancho zurdo al plexo, lo dejó en evidencia: este chico pega durísimo. Pérez cayó fulminado y retorcido del dolor. Y fue todo. Gran prospecto “El Turbo”, que lleva su récord a 8-0-1 (8 KO).
El resto de los resultados registrados en Río Cuarto, fueron éstos:
Adrián Sasso (71,300) noqueó en el tercer round a Carlos Moyano (72,300).
Leonardo Ortega (61) también se impuso por la vía rápida, al mandar a la lona en el segundo capítulo a Damián Pintos Rodríguez (60).
Braian Sánchez (60,700) se impuso por puntos y en fallo unánime a Joaquín Ávalos (60,600).
Kevin Acevedo (58,300) noqueó en el quinto asalto a Carlos Farías (56,500).

COMENTARIOS