Marcelo Barile y Juan Pablo Pontelli.
Marcelo Barile y Juan Pablo Pontelli.
BÁSQUET LOCAL

Los Indios planifica un crecimiento institucional y deportivo progresivo

Juan Pablo Pontelli y Marcelo Barile hablaron de los proyectos de la entidad Canaria para el presente año en curso.

El Club Los Indios se puso en marcha para recuperar el sitial histórico que tuvo en el básquet y la ciudad propiamente dicha. Juan Pablo Pontelli y Marcelo Barile, dos de los máximos referentes de la institución, dialogaron con Democracia.
“Los Indios está bien, saneado económicamente. Nosotros tomamos el club a mediados del año pasado y fueron seis meses que nos llevó saber dónde estábamos parados, darnos cuenta por dónde teníamos que encarrilar nuestros proyectos.
Tratamos de darle a partir del 2020 nuestra verdadera impronta. Apuntamos mucho a la parte social, a la identidad con el club. Creemos que si uno no conoce la historia, no puede vivir el presente ni construir el futuro.
Estamos haciendo mucho hincapié en la historia del club. Hemos convocado a mucha gente histórica del club para que vuelva. Logramos el retorno de Raúl Scaglione como preparador físico de las divisiones de básquetbol.
La semana que viene será la presentación formal del año en el que apuntamos a lograr la identidad de la gente con el club, donde los padres que vienen de un tiempo a esta parte se sumen como socios, etc.
Vamos a tener beneficios para los asociados que con su cuota mensual van a tener el ingreso gratis a todos los partidos que juegue el club como local en todas sus categorías. Tenemos en carpeta el tema publicitario, lo estamos encaminando. Ya conseguimos a través de la empresa Flamingo Travel un canje publicitario con un sorteo mensual de un voucher para dos personas destinado a la masa societaria. Son seis meses en principio.
Y “El Flaco” dona para que el club realice un sorteo de una cena mensual para dos personas.
Además el socio va a tener 10% de descuento en el restaurante, 10% en el gimnasio.
Estamos viendo el uso del quincho para que los chicos puedan festejar su cumpleaños en el club.
Lo que vemos acá es que los chicos pasan mucho tiempo en el club y para nosotros eso es brillante. Por eso estamos invirtiendo en mantenimiento y recuperación de sectores que estaban ociosos. Por ejemplo, el patio para resolver un tema estructural de entrenamientos. Hay más de 30 chicos por categoría en las inferiores y eso quiere decir que se necesita entrenar adentro y afuera, verano e invierno. Este año en U13, U15, Mini vamos a tener dos equipos en cada torneo.
El techado del patio va a ser prioridad para este año. No sabemos cuánto nos va a llevar, pero hemos presentado a las autoridades correspondientes lo que pretendemos y lógicamente necesitamos apoyo de afuera.
Entre otros proyectos, queremos hacer una sala de usos múltiples en la zona del escenario para que los chicos en invierno no se queden afuera. Que tengan la oportunidad de jugar al metegol, a las cartas, o mirar un entrenamiento de la categoría superior. Eso sería arriba del escenario, con una zona vidriada que haga de balcón hacia la cancha. Y debajo del escenario ya estamos trabajando, hicimos limpieza y pintura. Apuntamos a que sea un lugar para los entrenadores, donde puedan ver videos, analizar los partidos, etc. A su vez apuntamos a generar una especie de museo con las cosas que formaron parte de la historia del club. Estamos recuperando camisetas, fotos, banderines, cuadros, etc.
Los Indios siempre se caracterizó por ser un club formador de jugadores. Queremos volver a eso, a que los entrenadores tengan paciencia en los fundamentos, darle tiempo para que cada movimiento que enseñe lo puedan asimilar bien, que no se le pongan piedras en el camino sino que sean las esenciales para que los chicos crezcan como jugadores.
Por eso contratamos un grupo de entrenadores capacitados para cada una de las categorías que están. Lleva tiempo, pero es fundamental para nuestro proyecto. Nos interesa que el chico crezca como jugador y no nos importa tanto el resultado. Eso llega solo cuando las cosas se hacen bien”.

Otros arreglos
“Es un edificio viejo que requiere mantenimiento. Hemos recuperado baños y cocina de la planta alta que por el mismo desuso estaban sin funcionar, con cañerías tapadas, etc.
Queremos poner las butacas fijas, hemos pedido presupuestos, pero hay que ver cómo encaramos la financiación de las mismas. Serán ciento cincuenta aproximadamente, como en una época estaban.
La idea es mejorar todo de a poco. Hay muchas cosas por hacer. Por eso necesitamos reforzar la campaña de socios. No se han generado nuevos socios en los últimos años y con estos nuevos beneficios creemos que vamos a poder cumplir todos los sueños”.

COMENTARIOS