Atahualpa Yupanqui, destacado folklorista de nuestro país, de trascendencia internacional.
Atahualpa Yupanqui, destacado folklorista de nuestro país, de trascendencia internacional.
AGUSTÍN ROCA

Vigilia yupanquiana con fogón, cantores, músicos y bailarines frente a la Estación

A medianoche del 30 de enero último se encendió el fogón como “símbolo de hermandad”, destacó Daniel Ferreyra, uno de los cantores que estuvo presente en el homenaje a Atahualpa Yupanqui.

El martes último, 30 de enero, frente a la Estación de Ferrocarril de Agustín Roca, se realizó una vigilia por el cumpleaños de Atahualpa Yupanqui (1908-1992), reconocido cantautor a nivel internacional que pasó su niñez en dicho pueblo, desde los 4 a los 13 años.

Con un fogón a la canasta, cantina y encuentro de cantores, músicos y bailarines, la gente se acercó al lugar para apreciar y ser parte de este homenaje. Es así que se hizo un fogón a la canasta, con la actuación de Daniel Ferreyra, Mónica Younis, el sureño Gómez y Reencuentro dúo. Acompañaron en el recitado Carmelo Mangano y Jorge Moreno, y el ballet Lirolay que dirige Marcela Campos.

La organización estuvo a cargo del Centro Atahualpa Yupanqui, recientemente formado, a cargo de vecinos que encabeza Leonor Palma, quien también es curadora del Museo que lleva el nombre del artista en la vecina localidad del partido de Junín.

En diálogo con Democracia, Leonor Palma se refirió al paso de Yupanqui por Roca, donde vivió desde los 4 a 13 años,  vivencias que refiere en las primeras páginas de su libro “El canto del viento”, donde también habla de los fogones que se hacían por entonces. “Ellos fueron mis maestros, peones y estibadores”, “Sin yo saberlo, estaba delineando en mi corazón el rumbo cabal de mi destino”,  son algunas de las frases de Atahualpa citadas por Leonor, quien entiende que en Agustín Roca nació su pasión por la música. Y fue también en ese pueblo donde Yupanqui empezó a ir a la escuela, que por entonces funcionaba en el edificio de la Sociedad Italiana de ese lugar. 

Entre los momentos más emocionantes vividos esa noche, Leonor menciona el encendido del fogón a las 12 de la noche y el canto de todos los artistas junto a ella, cantando Lunita tucumana  y Chacarera de las Piedras.

Daniel Ferreyra, quien estuvo presente en las vigilias organizadas por dicho centro, manifestó su testimonio a través de las redes sociales y dijo: “En un gran marco de gente que se acercó hasta la vieja estación de Agustín Roca del partido de Junín, donde Atahualpa Yupanqui vivió en su niñez, se realizó una vigilia por un nuevo aniversario del natalicio del más grande folclorista de todos los tiempos. El Poeta. Un pensador, un paisano”.

“Varios artistas brindamos nuestro arte, poemas, versos, canciones. Y un fogón se prendió a las 12 de la noche como símbolo de hermandad”, destacó.

Don Ata

El 31 de enero, fecha de cumpleaños de Don Ata (1908-1992), es recordado en distintos lugares por donde él pasó. Uno de esos es la Estación del Ferrocarril de Agustín Roca, donde su padre trabajó y él mismo vivió en su niñez.

El homenajeado fue un cantautor, guitarrista, poeta y escritor, ampliamente considerado como el músico argentino más importante de la historia del folklore. En 1986 Francia lo condecoró como Caballero de la Orden de las Artes y Letras musicales.

Cabe mencionar que los orígenes de Héctor Roberto Chavero, tal el verdadero nombre de Atahualpa, fueron en Juan de la Peña, partido de Pergamino, donde él nació y vivió sus primeros años. También en Junín, donde estudió en el Colegio Nacional e hizo sus primeras experiencias laborales como adolescente en una escribanía y trabajando en el diario La Verdad. 

COMENTARIOS
Curso sobre Energías Renovables