Las compuertas nuevas, ya funcionan en la Alternativa Norte.
Las compuertas nuevas, ya funcionan en la Alternativa Norte.
PREOCUPACIÓN POR EL BYPASS DE LA PICASA

Los municipios de la Región se suman a los pedidos de informe a Santa Fe

El próximo 30 de abril se realizará una reunión para dirimir la cuestión y en caso de no llegar a algún tipo de solución por medio del diálogo, no descartan recurrir a la instancia de la Corte Suprema de Justicia, aseguraron desde el gobierno de Junín.

Desde que se conoció la habilitación de un canal de escurrimiento de la laguna La Picasa, por parte del gobierno de Santa Fe, los municipios de la Cuenca del Salado expresaron su preocupación ya que se considera que impactará negativamente en la Región.
En ese sentido, luego de una reunión entre la Dirección de Hidráulica de la Provincia de Buenos Aires, la subsecretaría de Recursos Hídricos de Nación y los municipios que conforman la Cuenca del Salado, aseguraron que se le requerirá al gobierno santafesino la presentación del proyecto de dicho canal, en los términos correspondientes.
El encuentro tuvo lugar a raíz de la preocupación por parte de los ayuntamientos luego de la apertura de un canal de manera unilateral e inconsulta en el espejo de agua.
Asimismo, las autoridades pertinentes convocaron a una nueva reunión que tendrá lugar el próximo 30 de abril y de la que participarán los gobiernos de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.

Alberto Conocchiari enfatizó en declaraciones que en el distrito “es prioritario encontrar una solución a la salida de excedentes de agua de la zona de Alberdi".

En caso de no llegar a algún tipo de solución por medio del diálogo, no descartan recurrir a la instancia de la Corte Suprema de Justicia para que dirima el conflicto.
El intendente de Leandro N. Alem, Alberto Conocchiari también participó de la reunión en Secretaría de Hidráulica de la Provincia, a cargo de Luis Jiménez, dependiente del Ministerio de Infraestructura en donde se analizó la situación de la obra de evacuación por la salida norte de la laguna La Picasa.
En la reunión, aparte de Junín y Alem, también se hicieron presentes los distritos de Navarro, Bragado, Chivilcoy, Arenales y 25 de Mayo.

Preocupación de la región
El secretario de Planeamiento, Movilidad y Obras Públicas del Gobierno de Junín, Marcelo Balestrasse manifestó que “el motivo de la reunión fue que tanto Junín como los municipios de la cuenca del río Salado, en lo que comprende la Región A1, nos encontramos en situación de preocupación a raíz de la apertura de un canal por parte de la provincia de Santa Fe, de forma unipersonal e inconsulta, con el objetivo de que el agua de La Picasa baje por gravedad”. Seguidamente, detalló que “lo que hizo Santa Fe fue cortar una loma para abrir un canal de 2500 metros, que va hasta el canal existente para que el agua baje sin bombeo”.
“Al ser siempre negado por la Provincia, nuestra preocupación fue elevada a la Dirección Bonaerense de Hidráulica y a la subsecretaría de Recursos Hídricos de Nación, quienes nos convocaron para explicarnos qué es lo que se hizo desde el 1999 hasta la fecha y qué es lo que se va a hacer de ahora en más”, explicó Balestrasse.
Sobre el encuentro, el secretario de Obras Públicas aseguró que “fue muy productivo, de casi tres horas en las que se trataron cuestiones muy técnicas, pero en síntesis podemos decir que Buenos Aires exigirá al gobierno santafesino que presente el proyecto en los términos correspondientes para poder evaluar el impacto que traerá a la región”.


Próxima reunión
Por otro lado, se convocó a una nueva reunión que tendrá lugar el próximo 30 de abril.
“Será interjurisdiccional ya que formarán parte Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. La idea es que todas las partes estén presentes para discutir esta problemática ya que consideramos que reviste una importante gravedad institucional”, destacó el arquitecto.
En el caso de que Buenos Aires y Santa Fe no logren llegar a un acuerdo, Balestrasse señaló que “el Gobierno Bonaerense llamará a una junta en la que se convocarán a los equipos técnicos de las tres provincias mencionadas para tratar de encontrar una solución. Considero que vamos a poder llegar una solución; los caminos de Buenos Aires siempre son institucionales y queremos conocer bien el proyecto para determinar los peligros. Sin embargo, si sucede que luego de la junta no hay un acuerdo, entonces sí tendremos el recurso de la Corte Suprema para dilucidarlo en esa instancia”.

Conocer el impacto
Si bien el Secretario de Planeamiento, Movilidad y Obras Públicas afirmó que “hoy no estamos en condiciones científicas y técnicas de decir cuál será el impacto”, también se encargó de llevar calma a la población: “No quiero que los vecinos piensen que porque se abrió un canal va a venir el agua de La Picasa como un tsunami hacia acá, sino que, simplemente, mandarán agua por una vía que no es autorizada de una cuenca endorreica y que lo que va a haber es un trasvasamiento de cuenca que se reflejará la distinción de la calidad del agua”.
Balestrasse apuntó que “son discusiones provinciales en lo que respecta al manejo del agua, que constituye una cuestión por la que hay que ser siempre muy respetuosos. Por eso, la idea es ponerle un freno administrativo y jurídico a esta decisión unilateral. En este sentido, en los próximos meses se realizará una evaluación con las acciones a continuar por parte de Buenos Aires y, por supuesto, de todos los municipios en cuestión”, concluyó.
En una entrevista con Democracia, Juan Carlos Duhalde, presidente del Comité de Cuenca de La Picasa aseguró que podrán “demostrar técnicamente que están totalmente equivocados”.

Encontrar una solución
Por su parte Alberto Conocchiari enfatizó en declaraciones que en el distrito “es prioritario encontrar una solución a la salida de excedentes de agua de la zona de Alberdi” y solicitó “se le dé prioridad a la restitución de la circulación en la Ruta 7, circunstancia que perjudica a nuestro distrito en particular, pero también a todos los del corredor bioceánico”.
Sobre la convocatoria a la reunión, destacó que “la Provincia de Buenos Aires no consiente, rechaza rotundamente el plan de obras. Ha convocado al Comité de Cuenca para el 30 de abril, y pide verificar el comportamiento hidráulico”.
Asimismo indicó que “Santa Fe impide que se verifique el comportamiento hidráulico, porque se podría acordar un control compartido de las regulaciones, pero no se brinda información técnica suficiente, y tampoco se ofrece monitoreo”.
En base a los reclamos, “Buenos Aires pidió un monitoreo de alerta en toda la traza y pide a Santa Fe que haya regulaciones y que se cierren los pasos anteriores. En principio se va a tratar el tema en el Comité de Cuenca el 30 de abril, en caso de que eso no funcionara se prevé una reunión a nivel de decisión política, que pasan a ser los gobernadores con el Ministro del Interior, y en su defecto la vía judicial”, estimó.

Sociedad Rural
La mesa del agua de la Sociedad Rural de Junín (SRJ) expresó “preocupación, inquietud y asombro por los últimos hechos acontecidos con la habilitación -por parte de la provincia de Santa Fe- de un bypass de aproximadamente 2400 metros que finalmente conecta con la provincia de Buenos Aires, que nunca autorizó tal obra”.
Asimismo resolvieron “enviar carta-documento a la subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación para que den explicaciones de esta situación que causa mucha preocupación en los productores de la región”.
Desde la mesa de agua local creen que “el manejo institucional de la cuenca no está funcionando adecuadamente” y puntualizan que “el sistema -en general- no está funcionando y los diferentes organismos que se deberían estar ocupando del tema no lo están haciendo en forma adecuada”.

COMENTARIOS