El sector continúa expectante tras un complicado 2018.
El sector continúa expectante tras un complicado 2018.
EXPECTATIVAS HACIA MARZO O ABRIL

El sector inmobiliario espera medidas de cara al primer trimestre del año

Tras un 2018 con una baja considerable de las operaciones, los martilleros aguardan propuestas que impulsen la actividad por parte del gobierno. En un año electoral como el que se transita, podría ser clave.

La devaluación y la recesión interrumpieron el ciclo virtuoso del mercado inmobiliario, impulsado por el derrame de los préstamos UVA, y terminaron desinflando un 2018 que había comenzado auspicioso para el sector inmobiliario.
Según cifras del pasado mes de noviembre, la escrituración de propiedades a través de hipotecas cayó en la provincia de Buenos Aires un 84%. Es que con el actual nivel de tasas e inflación, adquirir una vivienda a través de un crédito es casi imposible para una familia de clase media.
Además, los precios de las propiedades están dolarizados y su valor no descendió a pesar de la crisis. En cambio, la caída de las ventas sí fue fuerte. En la provincia de Buenos Aires, si se compara el periodo enero-noviembre del 2018 con el mismo lapso del año anterior, la baja de las escrituras de compraventa fue de 18,73%.
Según los especialistas del sector, no se prevé que en 2019 haya un boom del mercado inmobiliario.

Expectativas de repunte
Para el presidente del Colegio de Martilleros de nuestra ciudad, Daniel Di Palma, “La concreción de operaciones inmobiliarias y las expectativas de venta habían caído abruptamente hacia el final del 2018 producto de las corridas cambiarias y la devaluación final sobre fin de año”.
De esa manera, el mercado quedó paralizado, sumado a la falta de créditos hipotecarios que se habían producido a finales de 2017.
“Ya entrado el 2018 con la inflación y el aumento de las cuotas de los créditos y la pérdida de poder de compra de los créditos otorgados por los valores del mercado que estaban en dólares hacían que a la conversión se requirieran más pesos para comprar”, explicó.
“Se paralizó la toma de crédito a un 100% porque ya al otorgamiento no alcanzaba para comprar la propiedad”.
Tras la primera quincena de 2019, según Di Palma “todo apunta a una generación de propuestas de parte del gobierno, en cuanto a medidas económicas pero que va a ser de una coyuntura sumamente difícil, en un año electoral. Seguimos en un mercado expectante del mismo modo que terminamos el 2018, con formación de nuevos precios y valores de los inmuebles producto de los nuevos precios de la construcción”.
Por su parte, el martillero Luciano Di Flavio destacó que “al haber elecciones seguramente se va a reactivar y probablemente habrá medidas”.
Mientras las operaciones de venta permanecen en stand by, los alquileres, a paso lento mantienen cierto movimiento aunque escaso.
“Los alquileres se mueven un poco, pero la gente está muy tranquila. Desde el año pasado, los sueldos quedaron un poco congelados y la gente buscó achicarse y alquilar económico. Habrá que esperar a marzo o abril”, vaticinó.

COMENTARIOS