La luna sobre Junín, esta madrugada. Foto tomada por Marcela Torreblanca.
La luna sobre Junín, esta madrugada. Foto tomada por Marcela Torreblanca.
EL FENÓMENO ASTRONÓMICO FUE SEGUIDO CON ADMIRACIÓN DURANTE LA MADRUGADA

La “Superluna de sangre”, un espectáculo que “eclipsó” a los junienses

En distintos puntos de la CIudad, muchas personas se prepararon especialmente para este evento y buscaron la forma de registrarlo. Pasada la medianoche, comenzaba el acontecimiento.

El primer gran acontecimiento astronómico de 2019 resultó un espectáculo extraordinario para los juninenses que decidieron seguirlo en la madrugada de hoy.

La noche se prestó: la vista fija en el cielo despejado desde los últimos minutos del domingo y los primeros del lunes resultó una constante en casas y departamentos en los distintos barrios de la Ciudad, movida por la expectativa que generó la llegada de la denominada “Superluna de sangre”.

Lo mismo ocurrió en distintos puntos del país, donde se buscó encontrar el lugar ideal para observar este eclipse sin interferencias o registrarlo lo más fielmente posible, ya sea con fotos o videos, una tarea no muy simple para quien no contó con los medios técnicos adecuados.

Pero para los que no pusieron la perfección de la imagen por encima de todo, cada minuto que pasó desde que el fenómeno comenzó a manifestarse, antes de la medianoche, fue una opción para apuntar hacia “arriba” y buscar captar de la mejor forma el momento.

La vista al cielo

En ese camino, algunos tuvieron más suerte que otros, ya que dependiendo de la zona desde donde observaron todo, el eclipse se visualizó de diferente manera. A unos se les dio lo que esperaban, la chance de verlo sin nubes en el horizonte y tuvieron un gran premio. En cambio en otros puntos debieron tener paciencia y aprovechar los pocos instantes en los que el fenómeno se pudo apreciar con claridad.

De todos modos, en cualquier caso resultó un espectáculo que no pasó desapercibido para quienes decidieron irse a dormir un poco más tarde de lo habitual, especialmente aquellos que debían trabajar esta mañana. Pero los compensó entregándoles una madrugada diferente a otras, con la Luna con un color impactante.

Como en Argentina, este eclipse se vio de principio a fin en “todo el continente americano”, según explicó la astrofísica Andrea Buccino.

Europa y África occidental vieron el eclipse, pero no hasta el final. Europa del Este pudo observar el comienzo de la fase total, pero no el final. En el norte y el oeste de África disfrutaron de la de salida de la fase total, pero se perdieron la última fase parcial. Francia, Bélgica, España y Reino Unido lo pudieron observar completo.

Puntualmente en nuestro país, comenzó a las 23.37 de ayer y estaba previsto que concluya a las 4.48 de la madrugada de hoy.

“Cuando hay un eclipse lunar la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, por lo que esta última entra en el cono de sombra de la Tierra. Eso hace que la luz del Sol llegue al satélite natural atravesando la atmósfera terrestre, lo que produce una dispersión y por eso la Luna se ve rojiza”, detalló Buccino.

COMENTARIOS