El pavimento ya es una realidad sobre la nueva doble vía.
El pavimento ya es una realidad sobre la nueva doble vía.
UNA RECORRIDA DE DEMOCRACIA POR LA OBRA

Autopista Ruta 7: ya pavimentaron el tramo entre Chacabuco y la entrada de O’Higgins

El asfalto lo habían comenzado a colocar el 18 de octubre desde el kilómetro 219, desde la Curva de Coliqueo hacia Junín y ya hay 15 kilómetros concluidos. A la altura de La Agraria comenzó el movimiento y compactación de tierra de la doble vía en la entrada de la YPF.

En una recorrida realizada ayer por Democracia en la obra de la autopista Ruta 7, se pudo apreciar que la capa de asfalto ya se colocó entre la Curva de Coliqueo y la entrada de O’Higgins, donde además avanza el distribuidor que permitirá el ingreso a esa localidad cuando estén habilitados los cuatro carriles.
A más de dos años de aquel 10 de junio de 2016, momento en que comenzó a construirse la autovía entre Junín y San Andrés de Giles, el 18 de octubre había comenzado a gestarse el paso final, la pavimentación de la doble vía paralela al tramo original desde el kilómetro 219, dentro del partido de Chacabuco.
Estos trabajos continúan desarrollándose con dirección al oeste bonaerense, donde ya se concluyeron 15 kilómetros en el tramo Chacabuco – Junín de un total proyectado de 37 km, más precisamente desde el nacimiento de la variante -en construcción- y la Ruta 65.
Además, a la altura del paraje La Agraria, las maquinas se encuentran realizando el movimiento y la compactación de tierra de la nueva doble vía paralela, sobre la entrada de la estación de servicios YPF.


En la misma línea y entrando a la zona urbana de Junín, entre calle Querandíes y la Ruta 65, la maquinaria trabaja sobre la futura vía colectora en la mano del Club Golf y la clínica de rehabilitación. Del lado del Cerrito Colorado ya derribaron árboles y despejaron el terreno para comenzar con la doble vía.
“Acá se está trabajando a full. Andan muy bien con asfalto, rellenando los puentes, haciendo el encofrado de los pilotes depositados sobre las aguas del Salado y hay mucha gente trabajando”, dijo Juan Carlos Minchilli, de Vecinos Autoconvocados, quien agregó que “la obra viene dentro de los plazos pactados”.
Cabe destacar que ya se colocaron los cuatro tramos en el armado del puente sobre el Río Salado, en la Ruta 7, el cual está situado sobre el kilómetro 237 entre O´Higgins y el paraje La Agraria.


Además, fueron montados los tres distribuidores: la primera infraestructura se encuentra a la altura de la escuela rural, en la entrada de O’Higgins está colocada la segunda y en La Agraria la tercera.
En relación al avance de la obra, el senador nacional por la provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich, el 13 de octubre último había indicado a TeleJunín que “a fines de 2019 y principio de 2020 va a estar culminada la autopista”.


Variante de Chacabuco
En lo que respecta a la variante de Chacabuco, esta obra abarca 23 kilómetros entre Coliqueo, la Curva del Sol desde donde continúa –por detrás del aeródromo local- hacia el kilómetro 196 de la Ruta 7, sector en que se une con el recorrido original en sentido Carmen de Areco.
En agosto habían comenzado a colocar el distribuidor entre el kilómetro 196 y la Curva del Sol, dentro del campo expropiado, más precisamente en la estancia La Esperanza.
Esta bifurcación permitirá conectar con un camino interno que se une con la Ruta 7 a la altura de la ex planta de Nidera, en la rotonda de ingreso a la localidad por avenida Hipólito Yrigoyen. “Viene muy bien: están sacando plantas, alcantarillas y expropiando”, dijo Minchilli.
“Entre curvas de Coliqueo y del Sol se van hacer cuatro vías nuevas, paralela a la traza original con una distancia de 250 metros. O sea, la Ruta 7 vieja va a quedar como un lugar de tránsito para los vecinos de Chacabuco”, aclaró.
Cabe destacar que en la curva del Sol va haber otro distribuidor que conectará las rutas 7 y 30 y “poder dirigirte a Salto o Rojas. Ese tramo entre la del Sol y Espada Roja va a quedar con mucho tránsito porque todo el que vaya a Rosario y Córdoba, o Chivilcoy y Mar del Plata va a tener que pasar por la Ruta 30 que ahí se superpone con la Ruta 7”, destacó el vecino.

Bypass San Andrés de Giles
Dentro del partido de San Andrés de Giles, están ultimando detalles de pavimentación en los distribuidores y el bypass que nace en el kilómetro 98 (donde comienza hoy, la autovía) y se une a la traza original en el kilómetro 106.
Con el objetivo de evitar que el tránsito atraviese el ejido urbano de esa ciudad, este nuevo recorrido contará con tres distribuidores y un cruce de alto nivel sobre la RP 41, zona crítica por el alto índice de accidentes viales que conecta con las rutas nacionales 3, 205, 5, 7, 8 y 9.

Esta variante, será el primer tramo inaugurar y marzo del año entrante sería el mes elegido para la habilitación del tránsito vehicular.
Estas infraestructuras desviarán más de 6.000 vehículos, entre particulares y camiones, que circulan a diario por las mencionadas ciudades. Así, se evitarán los riesgos que entraña el tránsito pesado por la zona urbana.

Areco - Chacabuco
En relación al proyecto de la autopista de Ruta Nacional 7 de 160 kilómetros, actualmente están en construcción los tramos San Andrés de Giles – Carmen de Areco y Chacabuco – Junín (ya están asfaltando) y solo continúa sin ejecutar el trayecto entre Areco y Chacabuco, que si bien ya está licitado, en el plan original del año 1969 no estaba comprendido.
Entre esas dos localidades mencionadas, años atrás, el trazado de la calzada nacional se convirtió en ruta segura, con la repavimentación de la vía, pavimentación y ampliación de las banquinas, que permiten circular con mayor seguridad.
En la edición del 3 de diciembre de Democracia, Minchilli informó que Vialidad “está viendo la posibilidad de comenzar a trabajar lo antes posible” en el trayecto de 70 kilómetros, ubicado en el corazón de la obra.
“Antes de las fiestas, nos vamos a reunir con los responsables de Hidráulica y Vialidad, ya que tienen que limpiar unos canales madres que nunca se limpiaron desde que se hicieron, hace 30 años, que van para el Río Salto y el Salado”, explicó.
El tramo Areco – Chacabuco, que es el único en el que aún no hay movimiento, consiste en obras de arte menores y ampliaciones de obras de arte existentes; construcción de distribuidores (8), construcción de puente sobre A° Lamela y sobre A° Ranchos; demarcación horizontal, señalización vertical e iluminación de los intercambiadores mencionados.
“En el próximo encuentro con los representantes del Gobierno, nos van a informar cuándo van a arrancar los trabajos, ya que en el proyecto original del año 1969 no estaba previsto. De esta manera hubo que arrancar de cero, con expropiaciones, y estudios de Vialidad e Hidráulica” destacó Minchilli
Y remarcó: “Están trabajando con el proyecto para arrancarlo lo antes posible hacia Carmen de Areco” desde donde hoy finaliza la variante en construcción de Chacabuco sobre el kilómetro 196 (zona denominada El Trébol).

El tramo Giles – Areco

Desde el kilómetro 106 (en el extremo oeste de la variante de Giles), hacia Carmen de Areco, la obra de la autovía está actualmente en construcción, de unos 40 kilómetros, donde, además del continuo movimiento y compactación del suelo, se empezó a colocar brea y los distribuidores que conectarán con caminos rurales.

COMENTARIOS