No al vapeo.
No al vapeo.
NO AL VAPEO

La Federación Odontológica no recomienda el uso del cigarrillo electrónico

Señala que el cigarrillo electrónico es un sistema que utiliza una pequeña batería para calentar una solución líquida que se convierte en aerosol. Ese líquido contiene nicotina, tóxicos y cancerígenos que afectan no solo a su consumidor sino también a quién lo aspira en el ambiente.

La Federación Odontológica de la Provincia de Buenos Aires, a través de su Servicio de Estomatología no aconseja el uso de cigarrillo electrónico ni del tabaco en cualquiera de sus formas.
Según lo expuesto, el cigarrillo electrónico es un sistema que utiliza una pequeña batería para calentar una solución líquida que se convierte en aerosol. Ese líquido contiene nicotina, tóxicos y cancerígenos que afectan no solo a su consumidor sino también a quién lo aspira en el ambiente. Su uso se denomina “vapear”.
Afirman que diversos estudios realizados revelan que el aerosol que emanan los cigarrillos electrónicos, contienen cuatro grupos de tóxicos y compuestos cancerígenos llamados carbonilos, compuestos orgánicos volátiles, nitrosaminas y metales pesados. También se encontró que poseen más cromo, plomo y níquel que los cigarrillos comunes. Existe evidencia documentada que el aerosol de los cigarrillos electrónicos provoca daños en el pulmón como neumonías y lesiones similares al enfisema, que es una de las enfermedades que causa el Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).
Este año se reportaron en EE.UU. 450 casos de enfermedad pulmonar grave asociada al uso de cigarrillos electrónicos, incluyendo 5 fallecimientos. Los casos se presentaron con dificultad respiratoria, dolor torácico, náuseas, decaimiento y progresión a la insuficiencia respiratoria con necesidad de intubación y ventilación mecánica.
Ante la imposibilidad de identificar claramente una causa específica, el Centro de Control de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) de ese país han desaconsejado el uso de estos productos.
En Argentina desde el año 2011 la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) a través de la Disposición 3226/11 prohíbe la importación, distribución, comercialización y la publicidad o cualquier modalidad de promoción en todo el territorio nacional. A su vez, la Ley Nacional de Control de Tabaco Nº26687, prohíbe su consumo en lugares cerrados, incluyéndolo en las medidas para garantizar ambientes 100% libres de humo de tabaco.
Es muy preocupante la popularidad que los cigarrillos electrónicos están adquiriendo entre los adolescentes, por la facilidad del acceso, su atractiva publicidad, la variedad de sabores de los líquidos y la creencia de que son más seguros que los cigarrillos tradicionales.
Según la 5ta edición de la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Jóvenes (EMTJ), publicada por la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación que incluyó por primera vez la evaluación del consumo de cigarrillo electrónico el 7,1 % de los estudiantes secundarios de entre 13 y 15 años consumen actualmente cigarrillos electrónicos en nuestro país y que el 14,4% de los estudiantes alguna vez los probó.
“El cigarrillo electrónico es el vehículo para la iniciación de la adicción a la nicotina, dado que numerosos estudios demostraron que los jóvenes que usan cigarrillos electrónicos tienen más probabilidades de comenzar a fumar otros productos de tabaco, lo cual conlleva a un mayor riesgo de adicción a la nicotina y a todas las consecuencias en la salud que se asocian al consumo de tabaco”, afirmó Ignacio Drake, coordinador del Programa Nacional de Control de Tabaco.

COMENTARIOS