None
DESTINOS

El circuito de las Rutas Serranas, una alternativa única para disfrutar de los valles cordobeses

El recorrido ofrece una alternativa única para disfrutar de los encantos y la paz de la gran cantidad de poblaciones rurales históricas emplazadas en prolongados valles surcados por ríos y profundas quebradas.

La belleza paisajística de la zona serrana de la provincia mediterránea y su rica arquitectura colonial de los Siglos XVIII y XIX se pueden apreciar nítidamente a través de una recorrida por los valles de Punilla, Paravachasca, Calamuchita y Traslasierra y por las Sierras del Sur y la Quebrada del Condorito, declarada Parque Nacional en 1996.
El Valle de Punilla es el de mayor actividad turística de la provincia y se encuentra enmarcado por las Sierras Chicas, al este, y por distintos cordones de mesetas o pampas de las Sierras Grandes, al oeste.
En este valle se destacan los cerros Los Gigantes, de 2.374 metros de altura y ubicado cerca de Tanti, Pan de Azúcar, de 1.260 metros y próximo a Cosquín, y el Uritorco, de 1.979 metros y situado a pocos kilómetros de una formación de areniscas rojas del período Terciario erosionadas por agentes naturales conocidas como Los Terrones.
El Valle de Punilla es el de mayor actividad turística de la provincia y se encuentra enmarcado por las Sierras Chicas, al este, y por distintos cordones de mesetas o pampas de las Sierras Grandes, al oeste la belleza del Valle también se ofrece en las quebradas de Vaquería y del río Suquía, con su bosque serrano, y en la cascada de Los Chorrillos, que embellecen su paisaje con numerosos espejos de agua proporcionados por los ríos Cosquín y San Antonio, por el embalse San Roque, en Villa Carlos Paz, y por los diques La Falda y El Cajón.
El Valle de Paravachasca, que está ubicado en la zona centro-oeste de la provincia, reúne naturaleza y cultura, muestras arquitectónicas del pasado y actuales y paisajes de montaña, ciudad y campo.
El río Anizacate, que junto a otros riachos y arroyos confluye en el embalse Los Molinos, es el gran protagonista en esta zona, donde también se destaca la belleza de la localidad de Alta Gracia, que posee uno de los conjuntos patrimoniales más importantes de la época colonial: la estancia jesuítica que dio origen al nombre de la ciudad.
El Valle de Calamuchita, enmarcado por las Sierras Chicas al este y las Sierras de Comechingones al oeste, con el imponente cerro Champaquí, de 2.790 metros de altura, es el área de las elevaciones más altas, los ríos más caudalosos, los grandes embalses y las realizaciones técnicas más audaces.
En esta zona sobresale las localidades de Villa General Belgrano, con las fiestas de la Masa Vienesa, del Chocolate Alpino y la conocida Oktoberfest, o Fiesta de la Cerveza, y La Cumbrecita, una de las poblaciones más altas de la provincia y especial para realizar caminatas por tener el tránsito vehicular restringido y el cerro Champaquí a poca distancia.
El río Santa Rosa atraviesa la ciudad de Santa Rosa de Calamuchita brindando numerosos espacios para disfrutar de sus playas y de la naturaleza.
Además, los embalses de Cerro Pelado, Río Tercero, Piedras Moras y Los Molinos permiten practicar todo tipo de actividades acuáticas.
El Valle de Traslasierra, una ancha faja del oeste cordobés ubicada tras las Sierras Grandes, ofrece un ambiente único caracterizado por agrestes mesetas y una vegetación natural coronada por el macizo imponente del cerro Champaquí, de 2.790 metros de altura y el más grande de toda la provincia.
La ciudad más importante de este valle es Villa Dolores, que junto a pueblos y parajes de época colonial como Cura Brochero, Mina Clavero, Nono, Las Rabonas, Los Hornillos, Villa Las Rosas, Las Tapias, San Javier, Yacanto y La Paz.
Finalmente, las Sierras Grandes, la Pampa de Achala y el Parque Nacional Quebrada del Condorito ofrecen paisajes de un verde intenso y son un lugar ideal para el desarrollo del ecoturismo, el trekking y el montañismo, actividades que crecen con fuerza en toda la zona de Traslasierra.

COMENTARIOS