Sabrina Mai, Pablo Rimaulo, Nicolás Fernández y Julián García.
Sabrina Mai, Pablo Rimaulo, Nicolás Fernández y Julián García.
PASIÓN POR EL DEPORTE

Una rojense integrará el seleccionado nacional en el Mundial de taekwon-do

Entre el 31 de julio y el 4 de agosto se llevará a cabo el campeonato mundial de taekwon-do y la rojense Sabrina Mai integrará la selección argentina. Otros tres jóvenes de la ciudad participarán de manera individual.

Sabrina Mai es oriunda de Rojas, tiene veinte años y hace dos que estudia kinesiología en Buenos Aires. Dejar su casa para viajar a Capital Federal en busca de formación profesional no significó desprenderse de su mayor pasión, de la disciplina por la que se levanta motivada todos los días: el taekwon-do. Este año, por cuarta vez consecutiva, Sabrina participará del campeonato mundial que tendrá lugar entre el 31 de julio y el 4 de agosto en Tecnópolis y, en diálogo con Democracia, brindó detalles de su entrenamiento, de su rutina ajustada por el deporte y el estudio.
También manifestó su emoción por ser parte, una vez más, de la prueba más esperada por los deportistas de competencia: el campeonato mundial.

- ¿Cómo fue el proceso para alcanzar un lugar en el seleccionado argentino de taekwon-do?
- El proceso para llegar al mundial comienza un año y medio antes. El año pasado se realizaron dos selectivos, el primero fue en marzo de 2017, el segundo en noviembre de 2017 y el último fue en marzo de 2018. En estos selectivos se suman puntos y los tres mejores puntuados son los que clasifican, los tres primeros de cada categoría son los que tienen el boleto al mundial. En otras ocasiones los selectivos se llevaban a cabo en Buenos Aires, en Rosario, Corrientes y Chaco pero en este caso se llevaron a cabo en Monte Grande, en la ciudad de Buenos Aires.

Me ha formado desde chica y me va a seguir formando porque siento que quiero hacer taekwondo hasta el día que me muera.

- ¿Cómo es tu rutina de entrenamiento?
- Tenemossolo un día de descanso por semana, en mi caso es los días jueves. Al quedar en la selección nacional y al ser todos de distintas partes, los entrenamientos con la selección argentina se llevan a cabo viernes, sábados y domingos en doble turno. Son jornadas intensas pero es el único momento en el que nos podemos encontrar todos. Y de manera individual tengo a mi preparador físico que es el de la selección, con él entreno todos los días a la mañana menos los jueves, que es mi día de descanso, y por la tarde me voy al parque sola, porque mi entrenador, Federico Teyssandier,vive en Rojas, así que voy con un compañero que está estudiando pero que no se dedica a la competencia, hacemos técnica de taekwon-do para mantener el estado y cuando voy a Rojas lo veo a mi instructor y me pone a punto.

- ¿Cuándo arrancó la pasión por el taekwon-do?
- Arranqué a los 8 años con FedericoTeyssandier en Rojas, para mí era una disciplina más. Empecé porque mi hermano mellizo iba, mi abuela lo había llevado, y un día lo fuimos a buscar y cuando vi la clase me encantó, entonces le dije a Federico “¿Puedo venir la próxima clase?” y me dijo “claro”, así que empecé con mi hermano, él luego dejó y yo, desde entonces, sigo practicando y mejorando. Cuando Federico empezó a entusiasmarnos a los más chiquitos para ir a competencias empecé a participar en los torneos regionales, provinciales y ya, de más grande, en los nacionales. Después me dio la edad para presentarme en un mundial, fue en 2011, y Federico me dijo que si quería participar tenía que entrenar mucho más duro que mis compañeros y no hacer otro deporte (yo en ese momento también hacía básquet) y que me tenía que dedicar de lleno a uno. Ni lo dudé un segundo porque mi sueño era llegar al mundial, así que acá estoy, es mi cuarto mundial, hice dos como juvenil y este es el segundo como adulta.

- La presencia de tu instructor debe ser un pilar fundamental a la hora de competir
- Totalmente, el papel del instructor es fundamental para motivarte. El proceso completo para alcanzar el mundial es de dos años, en ese tiempo tenés que estar mentalizada en tu meta y es mucho tiempo, en el medio pasan muchas cosas: lesiones, frustraciones, miedos. Además tenés que mantener el peso, tener una dieta equilibrada, dos meses antes del mundial. Pueden pasar muchas cosas y el rol del instructor es clave, él no deja que te detengas ni que te caigas. Mi instructor es, desde siempre, Federico, yo me filmo cuando entreno en el parque y se lo mando y el me indica, cuando viene a presenciar los entrenamientos los fines de semana me ve y me indica cómo trabajar durante la semana. Durante el año el entrenamiento es duro pero no del todo, entonces en la previa del mundial se vive un clima de adrenalina hermoso, porque ahí estamos todos los que vamos a competir. Se transmite la pasión por el deporte y las ganas, eso es muy lindo.

- ¿Cómo hacés para combinar el estudio con el entrenamiento?
- Combinar las dos actividades es difícil, una tiene que ser consciente de que no se puede tener mucha vida social porque el tiempo no alcanza. Me gusta tener la carrera al día para no atrasarme y con el entrenamiento doble turno no me queda mucho tiempo. Ahora que tuve la suerte de quedar en la selección entrenamos los fines de semana, que son los días clave de estudio, entonces tengo que aprovechar la semana 100% para estudiar y así estar tranquila el fin de semana con el equipo sin pensar en el examen que tengo la semana siguiente. Se pueden hacer las dos cosas, esto lo elige una, pero no me puedo dar el lujo de salir a comer con amigas o juntarme a tomar mate cuando se me ocurre, sino que tengo que planificar cuándo hacerlo.

- ¿Qué significa el taekwon-do para vos?
- Para cada uno es algo diferente, no hay definición de manual, es un arte marcial, una disciplina que te da mucho, es individual, trabaja exclusivamente con vos aunque a la clase vayan diez personas más, te lleva a conocer tus capacidades y vos decidís hasta dónde podes llegar. Te mantiene alineada, enfocada y te pone miles de objetivos en el camino, vos elegís el que te queda más cómodo. El taekwon-do es parte de mi vida. Me ha formado desde chica y me va a seguir formando porque, sonará loco, siento que quiero hacer taekwondo hasta el día que me muera.

COMENTARIOS