Galpón de Arribeños Recicla.
Galpón de Arribeños Recicla.
GENERAL ARENALES

“Arribeños recicla” lleva entregado a cooperadoras educativas 180.000 pesos

Quienes llevan adelante la tarea de manera independiente, aseguran que han sacado del circuito de la basura más de 30 toneladas de material, consistente en cartón, papel, botellas de plástico y nylon de packs.

Desde hace poco más de un año y medio se lleva adelante el programa “Arribeños recicla”, impulsado por docentes, recolectando y clasificando botellas plásticas y cartón en la localidad homónima, para beneficiar a las escuelas.
Las docentes Bibiana “Cuqui” Retrivo, Marcela González y Rosana Cornejo conforman el equipo que lleva adelante la tarea que comenzó en mayo de 2018, por iniciativa de Retrivo, quien tuvo la idea de replicar la tarea de Ascensión Recicla en Arribeños.
Básicamente reciclan cartón, papel de todas clases, plástico de botellas (gaseosa, aceite shampoo, etc), plásticos duros, nylon de packs. “Esto es lo que nos compran”, manifestaron al ser consultadas por diario Democracia.
Apuntan que si tuvieran en funcionamiento la prensa podrían reciclar latas de cerveza o gaseosa. “Aún no podemos pero se las juntamos para Ascensión Recicla, que sí tiene prensa en funcionamiento. Nuestra intendenta Erica Revilla nos apoya mucho, tanto a Ascensión como a nosotros”, destacaron.

Vale mencionar que la Fundación Cargill les dio en 2018 herramientas y en 2019 todo lo necesario para instalar la trifásica en el galpón. La trifásica les será necesaria para hacer funcionar la prensa que les donó el municipio, según lo manifestado por el grupo. Restaría concretar la instalación eléctrica para que pueda funcionar la prensa.
Los bolsones para entregar el material reciclado los dona la empresa "Liag", los que se usan para almacenar ecobotellas, la Fundación Mazzieri de Colón. El agua, la Cooperativa de Arribeños, y la energía eléctrica monofásica, el municipio de Arenales.

Los inicios

Quien fue la gestora de Arribeños Recicla, Bibiana Retrivo, para llevar adelante su idea fue en principio a visitar el proyecto de Ascensión y comenzó las gestiones a nivel municipal para ponerlo en marcha.
“La Municipalidad nos prestó un galpón abandonado de Ferrocarriles que estaba siendo usado para autos siniestrados (tenía piso de tierra, no tenía puerta y estaba lleno, llenísimo de palomas) y nos colocó nueve armazones de fierro con bolsones en nueve esquinas del pueblo. Allí la gente deposita el material que luego será reciclado; y así arrancamos”, cuentan a Democracia, Marcela Alejandra González, profesora de Lengua y literatura, Rosana Cornejo, profesora de inglés jubilada, y Bibiana “Cuqui” Retrivo, profesora de Educación Física.
En sus inicios hubo otras personas que aparentemente no pudieron sostener la responsabilidad del proyecto en el tiempo y se fueron yendo o van esporádicamente a dar una mano, pero el equipo fijo, son ellas tres básicamente.
Según lo expuesto por las docentes que impulsan esta ardua tarea, llevar adelante el proyecto requiere de mucho, mucho trabajo, tanto físico como organizativo. Dos veces por semana (martes y jueves por la tarde), el Municipio junta los nueve bolsones y los deja en el galpón asignado a Arribeños Recicla. Una vez allí, la gente clasifica el material, enfardan el cartón, pisan las botellas plásticas, separan como pide el comprador.

Los días miércoles y viernes, la labor se realiza ad honorem, en el tiempo libre de las docentes y colaboradoras.
“En los comienzos fue mucho el trabajo de concientización ya que la gente colocaba, en los contenedores todo tipo de material no apto y la tarea de clasificación se hacía muy difícil, con el tiempo se fue corrigiendo, y se fue modificando nuestro ámbito de trabajo. Se nos colocó la puerta del galpón, el piso y pudimos erradicar casi todas las palomas”, manifestaron.
Según lo explicado la modalidad de trabajo es la siguiente: otorgan a cada institución educativa de Arribeños, seis semanas de trabajo. Cada periodo de trabajo es otorgado por sorteo y cada Institución se compromete a ayudar en las tareas de reciclado mientras se trabaja para ella. Algunas cumplen, otras no, pero la tarea se lleva a cabo igualmente.
Pasadas las seis semanas se carga un camión que aporta un vecino del pueblo con el combustible hasta Junín, pago por el Municipio, y se vende el material, entregando el 100% de lo obtenido a la cooperadora escolar de turno.
“Hasta el momento hemos entregado más de 180.000 pesos a las cooperadoras y sacado del circuito de la basura más de 30 toneladas de material”, destacaron.

Ecobotellas

Durante el mes de septiembre de 2018, Arribeños Recicla se sumó a la Fundación “Llena una botella de amor Argentina” que propone la colocación de todos los plásticos de un solo uso comprimidos dentro de una botella. Cada Botella se lleva aproximadamente medio kilo de papeles de snacks, bolsas de nylon, cucharitas de helado, sorbetes, etc.
“Hasta la actualidad llevamos entregadas más de 12.000 ecobotellas con esta modalidad. Con estas botellas la empresa Econciencia fabrica madera plástica para usos varios incluida la construcción de casas (en Colombia estas casas son destinadas a personas en situación de vulnerabilidad) Ambos emprendimientos iniciaron al mismo tiempo que Arribeños Recicla por lo tanto aún no se han logrado las 100 toneladas de ecobotellas como para que Econciencia done a la Fundación la primer casa para entregar”, explicaron las docentes.
“En esta tarea nos hemos asociado a la Fundación Mazzieri de la Ciudad de Colón y les donamos nuestras botellas para que ellos puedan inaugurar su primera plaza ecológica con madera plástica (La fundación te da el equivalente en peso entregado en objetos fabricados con madera plástica: bancos de plaza, juegos, mesas etc.)”, destacaron.
Según lo manifestado por el grupo de reciclado, su tiempo de trabajo varía entre un mínimo de cuatro horas diarias dos veces por semana hasta épocas en las que han tenido que trabajar cinco o seis días a la semana por donaciones de material etc. para recaudar más dinero para las cooperadoras.

COMENTARIOS