El intendente Tellechea y autoridades.
El intendente Tellechea y autoridades.
FLORENTINO AMEGHINO

En el centro cultural se hizo el acto en homenaje a José de San Martín

El intendente Calixto Tellechea y autoridades educativas participaron del acto donde se recordó la gesta del Libertador de América.

El viernes último, en el Centro Cultural “Giuseppe Verdi” tuvo lugar el acto en Homenaje al Libertador General San Martín, en el 169° Aniversario de su fallecimiento.
El mismo estuvo organizado por instituciones educativas y contó con palabras alusivas a la fecha a cargo de la docente Marianela Álvarez.
Los alumnos de la Escuela Primaria N° 1, Escuela Primaria N° 3 y C.M.M. cantaron una chacarera, en tanto que los alumnos de la Escuela Primaria 4 realizaron una dramatización llamada “Héroes invisibilizados”.
Se hicieron presentes en el Centro Cultural, las Banderas de Ceremonia de los establecimientos educativos del Distrito; el intendente municipal, Calixto Tellechea; miembros del Ejecutivo Municipal, la inspectora Jefe Distrital, Mónica Armenteros, la presidente del Consejo Escolar, Mercedes Sosa; consejeros escolares y concejales; miembros de la comunidad educativa; personal policial, Agrupación Scouts y público en general.

El libertador

El general José de San Martín tenía 72 años cuando murió repentinamente. Fue el 17 de agosto de 1850, al lado de su hija, de su yerno y sus nietos. Dejó este mundo en la casa de Boulogne-sur-Mer, Francia, donde vivió sus últimos años.
Su muerte enlutó a parte de la actual América Latina: fue el libertador máximo de esta parte del continente y hacedor de la independencia en tierras que entonces estaban bajo el dominio de la Corona de España.
Al frente del Ejército en las batallas de Chacabuco y Maipú logró la liberación de Chile. En Lima atacó directamente al poder español y en 1821 consiguió la independencia de Perú. Murió en Francia y su cuerpo fue repatriado recién en 1880.
¿Qué fue lo que le pasó? Fue una muerte repentina. No hay acta de defunción ni historia clínica que constate alguna enfermedad, pero de sus propios escritos —y de los que dejaron sus allegados— el Padre de la Patria padecía gota, asma y úlcera.

COMENTARIOS