Más de 700 personas son supervisadas por el Patronato de Liberados de Junín.
Más de 700 personas son supervisadas por el Patronato de Liberados de Junín.

La delegación Junín del Patronato de Liberados supervisa a 734 personas

En tiempos donde se discute la reincidencia en el delito y las posibilidades de reinserción social, el Patronato de Liberados es una institución clave en este tema, ya que es la encargada de supervisar a las personas condenadas por algún delito penal que consiguieron la libertad.
En la actualidad hay más de 48 mil personas en esa situación en la provincia de Buenos Aires. En la delegación Junín del Patronato de Liberados –que además incluye a General Arenales y General Viamonte– hay bajo supervisión 734 personas. Se trata de gente que, cuando obtiene la libertad o cuando se les aplica una condena que puede ser cumplida sin pasar por la prisión, son asistidas por la delegación del domicilio que tiene esa persona. Es decir que estas 734 supervisados son vecinos de Junín, Arenales y Viamonte.
Para atender esa población, la delegación local cuenta con doce trabajadores, una cifra que no solo resulta insuficiente, sino que es menor a la que la Ley dispone. Así lo reconoce el director de Estrategias Comunicacionales del Patronato de Liberados, Néstor Juliano: “Nunca son suficientes. La legislación establece que como número de referencia debe haber una persona cada 30 supervisados. O sea que acá no se estaría cumpliendo con eso, pero también tiene que ver con la realidad de cada municipio. Está claro que no es lo mismo una ciudad del interior de la provincia que La Matanza, no sólo en cuanto a la cantidad de su población sino por la realidad socioeconómica de cada lugar. En el caso de Junín estaríamos un poco lejos”.

COMENTARIOS