La pareja Mauro Carrizo y Denise Meraglia junto a sus dos hijas, Juana y Renata.
La pareja Mauro Carrizo y Denise Meraglia junto a sus dos hijas, Juana y Renata.
UNA NIÑA Y SU PADRE PRESENTARON HERIDAS GRAVES, EN COSTA DEL ESTE

Vacaciones de familia juninense casi termina en tragedia

Mauro Carrizo y sus hijas Renata y Juana salvaron sus vidas de milagro al caer sobre ellos un pino de 13 metros de altura, en un paseo público.

El derrumbe de un pino de 13 metros de altura estuvo a punto de provocar un trágico accidente en Costa del Este, Partido de La Costa.
Mientras una familia de Junín paseaba por la ciudad balnearia, el árbol se cayó sobre ellos e hirió al padre, Mauro Carrizo, y a sus dos hijas, Juana (5 años) y Renata Carrizo Meraglia (8 años).


El episodio -que quedó registrado por una cámara de seguridad- tuvo lugar cuando el padre de la familia oriunda de Junín, Mauro Carrizo, caminaba junto a sus hijas por el solar ubicado en Avenida 2 entre Camelias y Amapolas.
En medio del paseo, y mientras buscaban un lugar para cenar, el árbol cayó repentinamente sobre ellos. La menor de las niñas sufrió un corte en la cabeza y hundimiento de cráneo, mientras que la mayor terminó con una pierna enyesada y un diente roto. El hombre, en tanto, se fracturó un brazo. Resultó ilesa la madre de las nenas, Denise Meraglia, al igual que su hermana (Ivana), el esposo de esta, el conocido guitarrista juninense Heber Domínguez, y sus hijos.

Denise Meraglia dijo: “No pude hacer nada”
Denise Meraglia de Carrizo contó en América 24 que "era un día espectacular y no había viento. Estábamos caminando en remera, no hacía frío, el hecho fue en una galería privada llena de negocios, no había nada que determinara que no pasáramos por ahí".
Luego "Una persona gritó '¡Cuidado!', pero no pude hacer nada en ese momento”, dijo la juninense, hija del conocido periodista Omar Meraglia.
Tras la intervención de la Policía y los bomberos, los tres damnificados fueron trasladados a una sala sanitaria local y más tarde al hospital de Santa Teresita.
Por la gravedad de sus lesiones, la hija menor fue sometida a una tomografía en el Hospital Materno Infantil de Mar del Plata; se recupera favorablemente.
Después de lo sucedido la familia volvió a nuestra ciudad, donde tienen que seguir diversos tratamientos médicos. "Mi marido tiene que operarse sí o sí porque tiene fracturado el brazo. A la nena hay que seguir haciéndole estudios por el hundimiento de cráneo. Además, está tomando una medicación para las convulsiones. La otra nena tuvo un esguince agudo y tiene un yeso hasta la rodilla y estamos esperando que la vea un traumatólogo", señaló la mujer tras la pesadilla que la familia vivió en Costa del Este.

COMENTARIOS