Capitanich

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, responsabilizó ayer a “grupos de inteligencia desplazados” por la información que lo llevara a considerar como falso lo publicado en matutinos porteño en torno al caso de la muerte del fiscal Alberto Nisman. “Es una estrategia urdida claramente por grupos de inteligencia desplazados”, manifestó Capitanich, luego de la polémica por su decisión de romper dos hojas del diario Clarín para desmentir que el fiscal Nisman “haya pensado en pedir la detención” de la presidenta Cristina Kirchner en la denuncia que presentó en el marco de la causa por el atentado contra la Amia, tal como había publicado Clarín.

COMENTARIOS