Massa, sobre el faltante de naftas: “Quieren forzar un aumento del 40% y no lo voy a permitir”
NUEVA CUMBRE GOBIERNO-PETROLERAS

Massa, sobre el faltante de naftas: “Quieren forzar un aumento del 40% y no lo voy a permitir”

Economía monitorea el abastecimiento del combustible tras la llegada de 5 barcos.

El ministro de Economía y candidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa, acusó a las petroleras de especular con el abastecimiento para forzar un aumento en los precios, en un contexto donde termina el congelamiento acordado en agosto. Este miércoles habrá una nueva reunión en el Palacio de Hacienda con las empresas para definir qué hacer a partir de noviembre. Según Massa, las compañías reclaman una suba del 40%. Según pudo saber Ámbito, en caso de que se normalice el abastecimiento se reconocerá un incremento de “un dígito” y se mantendrán las exportaciones de barriles pactadas.

A la salida de un encuentro con los empresarios de la Unión Industrial Argentina (UIA), Massa fue consultado sobre el abastecimiento de los combustibles: “De golpe aparecieron los camiones. Por más que intenten con alguna maniobra especulativa forzar un aumento del 40% de combustible, yo como ministro no lo voy a permitir”. Además, agregó: “Si en esa maniobra especulativa pretenden aumentar volumen de exportación porque tienen tipo de cambio preferencial, yo entre 5 empresas petroleras y 45 millones de argentinos, los voy a elegir a los 45 millones”.

Este miércoles habrá una reunión en el Ministerio de Economía, donde se espera que participe la secretaria de Energía, Flavia Royón, y las principales empresas petroleras.

Economía apunta a los productores, y no a las refinerías. Altas fuentes oficiales aseguraron que “están pulseando entre el abastecimiento local y el internacional”. Es que el llamado barril criollo, que es el que se vende para refinar en el mercado local, se comercia a u$s 56, mientras que a nivel internacional se puede exportar a casi USD 90, debido a un alza en los precios, producto del conflicto en Medio Oriente, y en el Banco Mundial anticipan que pronto superará los USD 100. De todos modos, es la Secretaría de Energía la que habilita las exportaciones.

Además, Economía considera que el problema del abastecimiento se agravó sobre finales de octubre, cuando vence el acuerdo de precios. Es que después de las elecciones primarias de agosto, Massa acordó con las petroleras un aumento del 12% y luego un congelamiento hasta el 31 de octubre. En el medio hubo “microaumentos” de alrededor del 3% en estaciones de servicio de algunos puntos del país.

En Economía aseguran que “la prioridad es el abastecimiento”. Manejan informes que les proveen desde la Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos (Cecha). Luego de la llegada de 5 barcos desde el viernes de la semana pasada (2 de nafta y 3 de gasoil), en el Gobierno comenzaron a ver una "normalización en el suministro", comenzando por el Gran Buenos Aires, y que esperan que se extienda luego a las grandes ciudades del país. Cada barco costó entre USD 27 y USD 33 millones y en los próximos 15 días llegarán otros cinco.

Por este motivo, en estas horas el equipo económico analiza habilitar una actualización en los precios. Las empresas aseguran que el retraso es de “al menos el 25%”, que es el diferencial que hoy se paga en los precios mayoristas versus los minoristas en el surtidor. Además, alegan que desde el congelamiento en agosto la inflación fue de dos dígitos mensuales, y que desde que comenzó a estar la nafta en Precios Justos, en noviembre del 2022, los precios subieron “la mitad que la inflación”. Desde el sector privado también aseguran que “importan a pérdida” parte del gasoil, que es lo que no se llega a abastecer con la producción local.

Desde el Gobierno anticiparon a Ámbito que analizan dar una suba “similar a lo que viene ocurriendo con Precios Justos”. De momento, las pautas de incrementos con otros sectores, como el alimenticio, rondaron el 5% mensual. De todos modos, será un acuerdo solo por noviembre: el domingo 19 es el balotaje y las dos fuerzas políticas tienen dos alternativas bien diferenciadas sobre qué hacer con los combustibles.

COMENTARIOS
Crexller: su voto está bajo la lupa