Guillermo Pereyra.
Guillermo Pereyra.
POR DESPIDOS Y SUSPENSIONES

Vaca Muerta: buscan frenar un paro de trabajadores petroleros

El Gobierno nacional busca garantizar “una paz social” con los principales sindicatos petroleros de Neuquén y fijó para hoy una nueva reunión de la que también tomarán parte las empresas con inversiones en Vaca Muerta.
Así lo informaron fuentes gubernamentales luego de la reunión que mantuvieron días atrás los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y el titular de la cartera de Trabajo, Claudio Moroni, con el secretario General del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, y con el titular del Sindicato de Personal jerárquico, Manuel Arévalo.
“El lunes (por hoy), habrá otra reunión en el Ministerio de Trabajo con sindicatos pero ahora también con empresarios, pero lo que está claro es que lo que se busca es la paz social”, señalaron las fuentes.
La semana pasada el Sindicato de Petróleo y Gas Privado confirmó 700 telegramas de despidos y 1.200 suspensiones en los yacimientos de Vaca Muerta.
Las empresas aducen que tienen que reducir costos ante el congelamiento de los precios de los combustibles. En este marco Pereyra declaró que se realizará una movilización y asamblea unificada en Neuquén el próximo jueves donde analizarán si van al paro.
El acuerdo entre partes que impuso el Ministerio de Trabajo mediante una conciliación obligatoria para evitar estos despidos vence el próximo martes 28.
“Nos sometimos a una conciliación voluntaria, pero nadie nos llamó para reunirnos. Nos dicen que no tienen nada”, afirmó Pereyra en esa oportunidad.
Las fuentes gubernamentales aseguraron que en la última reunión “se buscó garantizar la paz social mientras el Gobierno está enviando un proyecto de ley al Congreso para tratar en extraordinarias un nuevo marco regulatorio para toda la actividad”.
La semana pasada el presidente Alberto Fernández recibió a los empresarios petroleros, les dijo que no iba a autorizar un aumento de precio de combustibles, y les pidió que presenten “propuestas” para tratar junto a la nueva Ley de Hidrocarburos que permita incrementar la producción. Mientras, el gremio que conduce el también senador nacional, Pereyra, días atrás paralizó las tareas durante varias horas en el contexto de una multitudinaria asamblea general en la zona de Desfiladero Bayo, Rincón de los Sauces, en rechazo de los despidos producidos, aunque el dirigente desmintió que se haya tratado de “una huelga general” en la actividad.
Además, Pereyra advirtió que la organización gremial “no permitirá que las patronales mantengan a los trabajadores de rehenes para solucionar sus problemas”, a la vez que adelantó que el sindicato adoptará “las decisiones correctas para revertir la situación”.

COMENTARIOS