Una misión del FMI vendrá  “la semana que viene”
CONTROL

Una misión del FMI vendrá “la semana que viene”

El presidente Mauricio Macri confirmó ayer que una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) vendrá a la Argentina “la semana que viene” y sostuvo que el organismo le dio al país “un montón de plata para hacer lo que tendría que haber hecho hace 70 años”: ordenar la macroeconomía y combatir la inflación.
El Presidente, al hablar en el seminario “Democracia & Desarrollo” organizado por el Grupo Clarín, aseveró que las medidas económicas adoptadas por el Gobierno para contener la inflación “estaban dando resultados”, y basó esta opinión en que “los números lo dicen”.
“Estábamos llegando a una inflación mayorista largamente por debajo de dos por ciento por mes, pero la disrupción política del fin de semana (cuando se realizaron las Paso) volvió a abrir el escenario”, señaló.
Al confirmar que una misión del FMI arribará la semana que viene al país, dijo: “Estamos en contacto” y agregó que el ministro de Economía, Hernán Lacunza, y su equipo, “están trabajando para equilibrar esta situación, llevar tranquilidad y cuidar a los argentinos”.
Consideró que si bien “en lo económico no hemos resuelto todos los problemas, estamos mucho más cerca del equilibrio fiscal”.
Macri fue el tercer orador en el seminario realizado bajo el lema “Argentina en un año clave: desafíos internos y externos”, luego del ex presidente del Brasil, Fernando Henrique Cardoso, y del candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández.
Evaluó que, “mirando en retrospectiva” su gestión, fue “demasiado ambicioso con las metas que nos pusimos. Con 80 años de 62 por ciento de inflación promedio, fui demasiado ambicioso”, pero que no fue “un error de diagnóstico”, sino que “subestimamos los problemas ocultos de la Argentina y la falta de consenso que todavía había, aunque creo que se avanzó en un eje central que es el equilibrio fiscal”.
Para el Presidente, “una política monetaria seria es lo que te lleva a combatir la inflación, es el mismo libro que usaron otros países que les fue bien”, y ello “tiene que estar en el centro del debate”, al igual que “el sistema de exportaciones, cosas que son técnicas y más alejadas del entendimiento (de la población), pero que son la base de la heladera del supermercado”. “Son la base de la previsibilidad, de la pyme, de un país que puede confiar en sus dirigentes porque tiene pesos y los pesos siempre valen lo mismo; nos lo merecemos después de tantas décadas”, agregó.

COMENTARIOS