El Gobierno alivia hasta julio la presión impositiva sobre los combustibles
NAFTAS

El Gobierno alivia hasta julio la presión impositiva sobre los combustibles

La Secretaría de Energía postergó un mes la aplicación del incremento previsto para un tributo clave en la formación del precio.

El Gobierno nacional decidió postergar por un mes el ajuste del impuesto a las Transferencias de los Combustibles, que tenía previsto poner en vigor el 1º de junio, según consignaron fuentes de la Secretaría de Energía. No obstante, persisten dudas sobre la aplicación de un incremento en los precios finales en los surtidores este fin de semana.
El ajuste del impuesto a los combustibles iba a entrar en vigencia el próximo sábado e implicaba un aumento en el precio de venta final de los carburantes (naftas y gasoil).
La decisión gubernamental se tomó “para evitar un impacto en la inflación” y hoy se formalizará mediante la publicación en el Boletín Oficial de la suspensión del ajuste del gravamen hasta el próximo 1º de julio.
Fuentes de la Secretaría de Energía anticiparon la postergación y estimaron que el ahorro previsto “rondará el 1,5%”.
Voceros de las estaciones de servicio, por su parte, habían evaluado que el incremento del impuesto iba a ser trasladado de forma inmediata a los surtidores, con el consiguiente impacto en los automovilistas.
La actualización del tributo sobre los Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono se aplica cuatro veces al año: en marzo, junio, septiembre y diciembre, como reflejo de los aumentos registrados en el Indice de Precios al Consumidor (IPC) de los tres meses anteriores.
Durante marzo pasado el Gobierno decidió desdoblar la aplicación del impuesto en dos partes, con lo cual el 50% de la suba del impuesto se cobró en abril.
Al margen de la decisión de postergar el ajuste tributario, las compañías petroleras vienen señalando que se mantiene un “retraso” en los precios de los combustibles, que deben ajustarse según la variación del tipo de cambio, la cotización del barril de crudo y la evolución de los biocombustibles.
Por eso es que aún se espera la decisión de las petroleras respecto al costo del producto.
Vale recordar que a principios de mes por efecto del dólar y el petróleo Brent, las compañías dispusieron una suba del 4,3 por ciento promedio en toda la línea de combustibles, siendo esta la cuarta vez que escalaron en el año.
Según indicó ayer el portal surtidores.com.ar, desde una de las principales empresas del mercado aseguraron que “por el momento no hay indicios de movimientos en el surtidor, ya que la moneda estadounidense se mantiene al mismo valor desde el 1 de mayo, lo mismo que el crudo”.
Sin embargo, advierten que de acuerdo a estos parámetros, todavía hay un retraso del 12 por ciento, lo que se suma a una caída en las ventas en los últimos meses, según corroboraron fuentes del mercado de las naftas en la Argentina.

COMENTARIOS