Respaldo político y pausa en el primer juicio a Cristina
VIALIDAD

Respaldo político y pausa en el primer juicio a Cristina

El lunes se reanuda el juicio contra la senadora, que oyó parte de la acusación y tiene planeado declarar.

Un amplio acompañamiento, militante afuera y dirigencial adentro, fueron la marca distintiva del inicio del primer juicio por presunta corrupción a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner por la causa Vialidad, en la que es investigada junto a otros 12 ex funcionarios y el empresario Lázaro Báez, ante una supuesta asociación ilícita para favorecer a ese constructor con 58 obras millonarias en Santa Cruz durante su gestión.
El sello político, impregnado ayer por el acompañamiento a la ex jefa de Estado, será la principal característica que el kirchnerismo le imprimirá al proceso y así también lo demuestra la estrategia que utilizará a lo largo del debate.
Persecución política, acusaciones falsas y falta de pruebas para demostrar su inocencia. Bajo esas premisas, Cristina Fernández se defenderá en el juicio que comenzó en su contra, en donde se la acusa de encabezar una asociación ilícita que direccionó la obra pública de Santa Cruz en favor del empresario Lázaro Báez.
La decisión de la ex presidenta no será guardar silencio: va a declarar ante los jueces pero ella elegirá el momento, según dejó trascender su defensa, encabezada por el abogado Carlos Beraldi.
“Hubiera querido hacerlo hoy, mientras escuchaba las pruebas en su contra, pero no podía”, publicó el portal Infobae.
La ex presidenta escuchó las acusaciones en su contra, como presunta jefa de una asociación ilícita en el manejo de la obra pública, sentada en la última fila de la sala de audiencias, en el primer juicio oral y público en su contra por presuntos delitos de corrupción ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 2.
La ex mandataria se sentó junto a su abogado, con quien conversó en algunos tramos de la audiencia y se mantuvo distante del resto de los acusados, mientras escuchó la primera parte de la acusación en su contra.
La audiencia transcurrió entre las 12 y las 15 en la sala Amia, la más amplia del edificio de los tribunales federales de Comodoro Py, y luego pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes próximo a las 10: la ex presidenta está obligada a volver a concurrir porque continuará la lectura de la acusación.
Desde temprano, se concentraron en el hall central del edificio referentes políticos kirchneristas que ingresaron a la sala de audiencias para presenciar el debate, entre ellos, Oscar Parrilli, Carlos Tomada, Diana Conti, Rodolfo Tailhade y Martín Sabbatella. También arribó el ex secretario de Seguridad del kirchnerismo, Sergio Berni.
El sector destinado al público en la planta baja de la sala, quedó colmado por los referentes del kirchnerismo, entre ellos, intendentes del Conurbano como Walter Festa (Moreno), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Gustavo Menéndez (Merlo) y Verónica Magario (La Matanza).

COMENTARIOS