Hallan el cuerpo de una joven que fue abusada y asesinada
NO HAY DETENIDOS

Hallan el cuerpo de una joven que fue abusada y asesinada

La vieron por última vez el viernes, y el sábado a la tarde la encontraron muerta en una finca en el norte de la provincia.

Una joven de 18 años fue encontrada asesinada, con signos de abuso sexual y ahorcamiento, en una finca rural de la localidad salteña de Embarcación, en norte de la provincia, informaron fuentes policiales.
La chica, que se convirtió en la víctima 58 de femicidio reportada en lo que va del año en el país, fue identificada por los voceros como Celeste Miranda, quien había sido vista por última vez el viernes pasado y cuyo cuerpo fue encontrado el sábado a la tarde.
Los voceros informaron que fue un vecino quien alertó en la seccional 43, con jurisdicción en la zona de Embarcación, a unos 270 kilómetros al noreste de la capital provincial, del hallazgo de un cuerpo en una finca llamada “La Ponderosa”.
Al llegar a lugar, el personal policial y médico constató que se trataba del cuerpo de un joven que había sido golpeada y tenía roturas en la ropa.
Por tal motivo, se inició una pesquisa en el lugar, a cargo de la Fiscalía de Atentados Contra las Personas de Tartagal y la Policía Científica, y se determinó que la joven tenía signos que indicaban que había sido abusada sexualmente y luego asesinada.
Tras unas seis horas de trabajo en el lugar en busca de evidencias, el cadáver fue trasladado a la morgue judicial de Orán, donde los forenses determinaron que la joven murió por asfixia por ahorcamiento. Allí fue reconocida por sus familiares, quienes informaron que la habían visto por última vez la noche del viernes, aunque no denunciaron su desaparición, ya que era habitual que saliera con su novio y no regresara.
Los voceros informaron que por el hecho aún no hay detenidos, aunque se trabaja en la relación que la víctima mantenía con su pareja, aparentemente adicto a las drogas.
La pista del robo fue descartada en principio, y los peritos estudian los rastros hallados en el cuerpo de la joven, en busca del agresor.

COMENTARIOS