None
REVALUO DE LAS TIERRAS

El campo en pie de guerra por el aumento del inmobiliario rural

El Gobierno bonaerense avanza con la reforma fiscal que busca actualizar la valuación de las propiedades con las cotizaciones que tienen en el mercado. La suba alcanzaría un promedio del 40%, pero las entidades rurales cuestionan y rechazan cualquier incremento, mientras preparan un tractorazo en Rufino y una movilización hacia La Plata.

La tormenta está en el horizonte y se acerca a pasos agigantados: mientras el Gobierno bonaerense avanza con la decisión de concretar una reforma fiscal que permita el revalúo de las propiedades rurales e incrementar el impuesto inmobiliario, el campo se pertrecha para combatir la medida y ya promete movilizaciones y tractorazos.
Las posiciones son antagónicas, porque mientras la ministra de Economía provincial, Silvina Batakis, asegura que “la reforma impositiva sigue, como siempre, un principio de equidad”, desde CARBAP rechazaron la medida, mientras que el presidente de Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, ratificó la realización de una marcha hacia el Ministerio de Agricultura y el "tractorazo" en la localidad Rufino, en repudio a lo que considera un “impuestazo”.
Eduardo Buzzi, confirmó la marcha que realizarán productores el 15 de este mes hacia el ministerio de Agricultura, a lo que se sumará un "tractorazo" en la localidad santafecina de Rufino el 23. "Vamos a marchar hasta que se ponga en marcha otra política agropecuaria", afirmó Buzzi haciendo un juego de palabras.

Reuniones por un lado

La ministra de Economía, Silvina Batakis, tras las reuniones con los legisladores del bloque oficial de ambas cámaras y con las respectivas comisiones de presupuesto e impuestos de la Legislatura provincial, repasó el espíritu y los objetivos del proyecto remitido, tendiente a fortalecer los recursos municipales y a la realización de reformas en la Ley Impositiva.
La Ministra destacó el diálogo con los diputados y senadores, y afirmó que "las reuniones fueron muy buenas, se explicó el proyecto y se evacuaron las dudas de los legisladores". Además, manifestó que “gracias al buen diálogo que siempre ha tenido el Ejecutivo con el Legislativo durante la administración del Gobernador Scioli, la Legislatura autorizó por única vez la realización de un revalúo, simplificando el proceso administrativo” y resaltó que esto se da “en el entendimiento de que es necesario blanquear el valor real de las propiedades”.
A su vez, rescató la predisposición al trabajo que mostraron los intendentes en las diversas reuniones llevadas a cabo en las últimas semanas: "Este plan es uno más que busca apuntalar a los Municipios, dotándolos de herramientas de gestión que les permitan mejorar los ingresos y fortalecer la administración tributaria". La titular de Hacienda también remarcó que el proyecto busca, principalmente, “mejorar los ingresos tanto provinciales como municipales para que la Provincia pueda reinvertir en salud, educación, obras y otros proyectos que se emprenden en beneficio de la gente”.
Batakis afirmó que este proyecto de ley contempla tres ejes de fortalecimiento de las finanzas. En particular en lo que respecta al de la reforma tributaria “tiene como objetivo principal lograr mayor progresividad impositiva, respondiendo al objetivo de política fiscal que tenemos, que es el de lograr mayor equidad tributaria. Así se garantiza el principio de equidad que se ha seguido siempre desde la gestión de Daniel Scioli".

Los más y los menos

Además de las reuniones con legisladores e intendentes, la ministra de Economía, Silvina Batakis, junto a su par de Asuntos Agrarios, Gustavo Arrieta, analizaron junto con las cúpulas dirigenciales de Federación Agraria, CONINAGRO, CARBAP y Sociedad Rural Argentina los detalles del proyecto de reforma del Inmobiliario Rural.
Respecto a la actualización de los valores del Impuesto Inmobiliario Rural, el cual se encuentra atrasado en relación a la evolución que han tenido otros tributos, Batakis aseguró que "apostamos a fortalecer la inversión en el campo, por eso concentramos la carga tributaria sobre la tierra", a lo que agregó que "el cambio más trascendente propuesto tiene que ver con la desgravación de las mejoras productivas (silos, alambrados, tanques) y las edificaciones destinadas a la actividad agropecuaria (tambos, galpones avícolas) y manufacturera (fábricas de queso, lácteas) ubicadas en zonas rurales".
Esta modificación, junto a un nuevo diseño de alícuotas más bajo, "genera que el 60% de las partidas experimente una disminución en el impuesto pagado, mientras que el mayor incremento, que rondara el 40% en promedio, lo recibirán las partidas de mayor valor fiscal. Que los valores sean coherentes con lo que sucede en el mercado hace a una mayor equidad tributaria".

Reacciones inmediatas

Pero la suba de impuestos impulsada por el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, generó inmediatas y duras reacciones en el sector agropecuario que, tras reunirse con las autoridades provinciales, informó que el alza será "muy irritante": un promedio del 40%, pero, en ciertos casos, superior al 100%.
"Desde CARBAP discrepamos con los aumentos que se quieren aplicar. En la ley impositiva de 2012, ya hubo aumentos del 35 por ciento. Nuestro descontento es doble porque a cuatro meses de eso, volvemos con subas que no se esperaban. Lo consideramos desatinado", dijo Alfredo Rodes, director ejecutivo de la entidad que reúne a productores bonaerenses y pampeanos.
"Ellos pretenden recaudar 300 millones de pesos más con el impuesto inmobiliario rural sobre un promedio del 40%, pero podría llegar a aumentos superiores al 100%, muy irritantes", dijo Carpab, que, no obstante, valoró la iniciativa de ministros del gobierno que se acercaron a dialogar sobre el tema a la sede de la entidad. "Hay coincidencia con otras entidades rurales: la base del impuesto inmobiliario no debe ser el valor, sino la capacidad de producción y generación de recursos", comentó Rodes.
Los dirigentes del campo rechazan al revalúo fiscal de los campos dispuesto por la provincia por considerar que esa medida implicará subas automáticas en el pago de impuestos nacionales como Bienes Personales y Patrimonio que deben afrontar los productores. CARBAP se inclinaría, en cambio, por la aplicación de una o dos cuotas extraordinarias para evitar así la puesta en vigencia de la nueva valuación de las tierras. "Estamos para contribuir, pero no para pagar el despilfarro de la provincia", dijo el presidente de la institución, Alberto Frola.

COMENTARIOS