None
NUEVO REVES PARA EL CAMPO

Junín: fuerte rechazo de los productores al aumento del impuesto inmobiliario rural

Alejandro Barbieri y Fabián Cavalotto -referentes de la Sociedad Rural y Federación Agraria- aseguraron que en el sector existe un gran descontento y no descartaron medidas de fuerza.

Los representantes del sector agropecuario local Alejandro Barbieri y Fabián Cavalotto –vicepresidente de la Sociedad Rural y presidente de Federación Agraria, respectivamente- manifestaron su descontento con el posible aumento del impuesto inmobiliario rural, que podría comenzar a aplicarse próximamente en todo el territorio bonaerense.
El proyecto elevado por Daniel Scioli apunta a recomponer la difícil situación financiera de la Provincia y a compensar la pérdida de fondos de los municipios, fruto de la baja en la coparticipación.
La medida prevé, además, aumentos en las alícuotas de Ingresos Brutos para la mayor parte del comercio minorista y mayorista, las actividades bancarias y la telefonía celular, y la eliminación de exenciones a las cooperativas que se dediquen al comercio minorista y a la televisión por cable y satelital.

“Estamos evaluando medidas”

En diálogo con DEMOCRACIA, Cavalotto criticó la decisión del Gobernador bonaerense y aseguró: “Todas las quitas son para los que producimos. En el sector hay un descontento total por este aumento y estamos evaluando qué medidas vamos a tomar para negarnos a esto”.
“El mayor productor es el que no se ve afectado, pero los pequeños y medianos estamos siendo muy perjudicados”, aseguró el dirigente local y agregó: “Federación Agraria ha pedido varias audiencias con el gobierno, pero hasta el momento no nos atendieron”.
Por su parte, el vicepresidente de la Sociedad Rural expresó: “Creemos que de haber aumentos, éstos tienen que estar en relación con la productividad de la tierra y no con la especulación del mercado inmobiliario. Porque los valores de la tierra no los pone el que trabaja el campo, sino los capitales de afuera, que especulan en el mercado”.
Según afirmó Barbieri, el proyecto oficial no sólo significa un aumento en el impuesto inmobiliario, sino que también redunda en las obligaciones que los productores deben abonar en concepto de bienes personales.
“El sector está en alerta, viendo qué acciones se van a tomar en caso de que el aumento sea excesivo y confiscatorio”, aseguró.
Mientras tanto, desde la Provincia estiman que con la reforma impositiva el presupuesto se incrementará en 2.685 millones de pesos al año, de los cuales 1.030 millones se distribuirán entre los municipios.

Búsqueda de progresividad

Según manifestó la ministra de Economía bonaerense, Silvina Batakis, el proyecto de ley contempla tres ejes de fortalecimiento de las finanzas.
En lo que respecta al de la reforma tributaria, “tiene como objetivo principal lograr mayor progresividad impositiva, respondiendo al objetivo de política fiscal del gobierno, que es el de lograr mayor equidad tributaria”. De esta manera, asegura Batakis, “se garantiza el principio de equidad que se ha seguido siempre desde la gestión de Daniel Scioli”.
Respecto de la actualización de los valores del Impuesto Inmobiliario Rural, Batakis indicó: “Apostamos a fortalecer la inversión en el campo, por eso concentramos la carga tributaria sobre la tierra. El cambio más trascendente propuesto tiene que ver con la desgravación de las mejoras productivas (silos, alambrados, tanques) y las edificaciones destinadas a la actividad agropecuaria (tambos, galpones avícolas) y manufacturera (fábricas de queso, lácteas) ubicadas en zonas rurales”.

COMENTARIOS