None
ZONA NUCLEO

Se sembrará menos trigo

Las dificultades para la comercialización inciden en el ánimo y la voluntad de los productores.

Nuevamente las dificultades para comercializar el trigo inciden sobre la intención de siembra en la región núcleo que cayó en los últimos días, según el informe de hoy de la Guía Estratégica del Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario. “Luego de varias campañas con limitaciones a la exportación, la búsqueda de cultivos alternativos de invierno comienza a afianzarse”, sostuvieron los analistas.
Así “de cara a la siembra de cultivos invernales, se sigue observando una caída en la intención de siembra del trigo, que va del 15 al 60% según la localidad, causada fundamentalmente por las dificultades de los productores para vender el cereal”, según la GEA.
“Las cebadas cervecera y forrajera son la principal alternativa, seguida por lenteja, arveja y garbanzo, sobre todo en las zonas con tradición para estos cultivos, donde se espera que superen a la superficie triguera”, indicaron los especialistas. También se destacó, en menor medida, un aumento incipiente de consultas para la siembra de colza.
La campaña gruesa 2011/2012 atraviesa sus últimas semanas en la zona núcleo, con más del 90% de avance de cosecha de soja de primera, 80% para el maíz, y cerca del 35% en el caso de la soja de segunda.
Los rendimientos promedio estimados en la región GEA se mantienen dentro de los parámetros previstos hasta el momento, con 27,5 quintales por hectárea para la soja de primera, 22 quintales por hectárea para la soja de segunda y 59 quintales para el maíz.
Para los cultivos de soja y maíz de segunda que aún atraviesan etapas de definición de rindes, se destaca el evento que comenzó durante el último fin de semana, donde una masa de aire polar invadió la región GEA, “generando que las temperaturas máximas y mínimas cayeran abruptamente, sobre todo en el sector sur, donde los valores mínimos disminuyeron por debajo de los 4°C”, afirmó la GEA.
Este descenso térmico también se hizo notar en las temperaturas máximas, donde los valores descendieron casi 10°C respecto del período anterior, de los 27-29°C a los 17-19°C. “Por lo tanto, este hecho afecta a los sembrados que aún tienen parte de su ciclo por completar, ya que, a pesar de no haberse registrado temperaturas por debajo de los cero grados ni mortandad de plantas en nuestra zona, reduce su tasa de crecimiento y limita el potencial de rinde en toda la región”, se explicó.

COMENTARIOS