15 de octubre, Día Internacional de la Mujer Rural
EN 2008 FUE ESTABLECIDO POR LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

15 de octubre, Día Internacional de la Mujer Rural

Reconoce su rol en "la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural". Campaña en la Argentina.

Las mujeres rurales dependen, en su mayoría, de los recursos naturales y la agricultura para subsistir, y representan una cuarta parte del conjunto de la población mundial. En los países en desarrollo, suponen aproximadamente un 43% de la mano de obra agrícola y producen, procesan y preparan gran parte de los alimentos disponibles, por lo que sobre ellas recae la gran responsabilidad de la seguridad alimentaria.

El primer Día Internacional de las Mujeres Rurales fue el 15 de octubre de 2008. Este día internacional nuevo, establecido por la Asamblea General de la ONU en su resolución 62/136 de 18 de diciembre de 2007, reconoce “la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural”.

“Mujeres Rurales, Motores del Desarrollo”

“Mujeres Rurales, motores del desarrollo” es una campaña de comunicación liderada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) Argentina, que tiene como objetivo visibilizar las principales problemáticas de las mujeres rurales argentinas, en especial aquellas relacionadas con su autonomía económica y empoderamiento.

La visibilización de sus problemáticas se hace a través de las redes sociales, en donde se convoca a mujeres rurales y organizaciones campesinas para hacer oír su voz. Asimismo, se invita a funcionarios del poder ejecutivo, a legisladores de todos los partidos políticos pertenecientes al Frente Parlamentario contra el Hambre, a líderes y formadores de opinión, empresas de alimentos, referentes del ámbito académico, periodistas y a la sociedad civil a que repliquen el material de campaña en sus redes sociales.

Con esta campaña, la FAO busca instalar en la agenda nacional la problemática, diferenciada e invisible que tienen hoy las mujeres rurales en la Argentina, con el objetivo de fomentar el compromiso de los distintos poderes del Estado, en todos sus niveles, para el diseño y la efectiva implementación de políticas públicas (leyes, estrategias, planes nacionales entre otros) que tengan en cuenta el importante rol de las mujeres rurales la seguridad alimentaria y nutricional de sus familias y del país.

“Las mujeres rurales cumplen un rol clave en la erradicación de la pobreza garantizando seguridad alimentaria para sus comunidades, ya que son responsables de más del 70% de la producción de alimentos en América Latina y El Caribe”, explicó la ingeniera agrónoma, Lara Tapia, presidenta de la Asociación de Mujeres Madres Tierra.

“En nuestro país ya hemos realizado campañas de visibilización de las mujeres rurales, dando a conocer sus tareas cotidianas tanto productivas como reproductivas y dejando en evidencia las problemáticas por las que atraviesan y que impiden su empoderamiento en el campo”, destacó.

“Estamos convencidos que haciendo valer los derechos de las Mujeres Rurales y terminando con la brecha de género vamos a lograr acabar con el hambre y la pobreza en el mundo”, afirmó.

“Desde el Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires sumamos acciones al trabajo conjunto con FAO, Mercosur, Ministerio de Agroindustria de Nación, Consejo Provincial de las Mujeres, Instituto Nacional de las Mujeres, entre otras entidades, para lograr el empoderamiento de las mujeres rurales en el campo”, expresó.

“Nuestro primer paso fue en 2016, con la firma del ministro Leonardo Sarquís de la carta acuerdo de la campaña FAO ‘Mujeres Rurales, Motores del Desarrollo’, asumir el compromiso de poner a disposición todas las herramientas a nuestro alcance para brindar iniciativas que buscan aumentar el acceso de las mujeres agricultoras a la tierra, la financiación, la información climática y a las tecnologías ecológicas para lograr la igualad de género y aumentar así la producción agrícola. Fuimos el primer Ministerio del país en adherir a esa campaña con la firma de esa carta”, exclamó.

“Cumpliendo con este compromiso me han designado Punto Focal de Género de la REAF (Reunión Especializada de Agricultura Familiar), una comisión de trabajo del Mercosur, donde a nivel regional planteamos, no solo las problemáticas actuales de las mujeres rurales, sino que desarrollamos recomendaciones políticas, programas y campañas para darle a las mujeres rurales de los países participantes herramientas para hacer valer sus derechos”, informó la ingeniera.

“Este año que ha sido declarado por las Naciones Unidas, "Año Internacional de la Mujer Rural" y es en ese marco que como ministerio tenemos una agenda de trabajo compartida con el equipo de W20 (grupo de compromiso del G20 que busca garantizar los derechos de la mujer), priorizando incorporar la diversidad de mujeres rurales remarcando que, como denominador común, necesitan el apoyo del estado para lograr en sus distintas comunidades una equidad de derechos que logre la igualdad de género en zonas rurales y fomente el aumento de la producción agrícola cumpliendo además con los Objetivos de Desarrollo Sustentable de cara al año 2030”, subrayó.

COMENTARIOS