Germán Lux, arquero de River Plate, le tapa una chance neta de gol a Lucas Carrizo, en el primer tiempo.
Germán Lux, arquero de River Plate, le tapa una chance neta de gol a Lucas Carrizo, en el primer tiempo.
COPA ARGENTINA DE FÙTBOL

River sufrió pero ganó por penales y avanzó

Pasó a octavos de final tras empatar 1 a 1 y vencer 5-4.

River Plate y Gimnasia de Mendoza se enfrentaron por 16avos. de final de la Copa Argentina.El encuentro entre el "millonario" y el conjunto cuyano, dirigido por Andrés Merlos, terminó empatado en los 90 minutos reglamentarios y luego, en definición por penales, se impuso el elenco de Núñez 5 a 4.
El "lobo" mendocino sorprendió en el inicio al elenco de Marcelo Gallardo con presión en la salida, que lo incomodó, al punto que terminó apelando al pelotazo para saltar el asedio. Leonardo Ponzio perdió dos veces intentando clarificar la primera puntada; en una, a los 4 minutos, Lucas Carrizo terminó cara a cara con Lux, quien achicó bien el ángulo de tiro y evitó la caída de su arco.
Dicha jugada ofició como despertador para River, que fue haciendo pie en el encuentro, posicionándose en campo contrario y recuperando la pelota con velocidad.
La lesión de Ponzio obligó al "Muñeco" a reformular el armado del equipo. Con Nicolás de la Cruz en cancha, encontró cambio de ritmo, pero excepto por su carril, la elaboración se hizo demasiado pausada, permitiendo el retroceso ordenado de los mendocinos.
El despliegue físico y el nivel de atención de Gimnasia, y la falta de lucidez de la "banda" a la hora de la puntada final llevaron a que la primera etapa finalizara 0 a 0.
El segundo tiempo arrancó con un momento de zozobra para River: a los 11´, Santiago López trepó por la banda derecha y, cuando llegó al área, Angileri se tropezó con su rival.El árbitro Merlos no dudó: sancionó penal. Pero Lux tapó con los pies el remate de Ignacio Morales, que luego dio en el travesaño y salió.
Gallardo volvió a ver una señal en el sobresalto. Y volvió a apelar al pizarrón: Sacó a Álvarez para hacerle lugar al juvenil Benjamín Rollheiser, otro con capacidad para el desequilibrio. Y, una vez más, la apuesta le salió bien.
Martínez Quarta tuvo al final, ya en descuento, la última para River, pero el arquero Marchioni mandó la pelota al córner y la definición, a los penales.
Allí River Plate no falló, marcó los cinco disparos desde los 12 pasos y aprovechó que el shot de Andrada (cuarto de la serie) pegó en el travesaño para ganarse el cheque de 1.180.000 pesos y pasar a octavos de final, donde lo espera Godoy Cruz de Mendoza, que también por penales había dejado en el camino a Huracán.

COMENTARIOS