Podio de ayer en el autódromo salteño, con los ganadores de ambas carreras del Top Race V- 6 y del Top Race Series compartiendo la ceremonia de premiación.
Podio de ayer en el autódromo salteño, con los ganadores de ambas carreras del Top Race V- 6 y del Top Race Series compartiendo la ceremonia de premiación.
SEXTA FECHA DEL CAMPEONATO 2019

Gabriel Ponce de León fue segundo en una de las carreras del Top Race

El V-6 y el Series vivieron una gran fiesta del automovilismo en el autódromo de Salta. En la principal “telonera”, Franco Morillo fue quinto en la segunda carrera.

La sexta fecha del campeonato del Top Race reunió a las dos categorías (V-6 y Series) en una de las pistas más exigentes que tiene el calendario, con un muy buen marco de público en el circuito de la ciudad de Salta.
El autódromo “Martín Miguel de Güemes” salteño tuvo su fiesta, con un domingo completo de automovilismo, ya que se desarrollaron dos competencias que reunió al Top Race V-6 y al Top Race Series en un mismo momento compartiendo la pista.
La primera competencia se perfilaba como una clara tendencia para saber cuál sería el futuro en la segunda competencia cuando se invirtió la grilla en los diez primeros lugares.
Por el lado de Top Race, Matías Rossi lideró de punta a punta una competencia que mantuvo una gran expectativa por los permanentes ataques que mantenía de parte de Franco Girolami, quien se posicionó en la segunda colocación y buscó permanentemente en un circuito que no posee muchos lugares de sobrepaso.
La tercera posición era de Agustín Canapino que tampoco quiso alejarse de la lucha y hasta se animó a un ataque sobre el campeón. El arrecifeño intentó hasta que detrás apareció Matías Rodríguez con un Toyota que le entregó el Midas muy firme.
Este fue uno de los momentos más importantes de la carrera número 1. Los cinco primeros del clasificador estaban encerrados en apenas un puñado de décimas.
Rossi dominó los tiempos de la competencia y manejó muy bien cada defensa que debía implementar sobre los ataques de Girolami. Esto lo obligó a imponer un ritmo que le permitía mantenerse en la primera posición.
Más atrás en la fila india aparecía una dura batalla por las posiciones de vanguardia en la competencia del Top Race Series.
El marplatense Bruno Boccanera lograba imponerse en la primera competencia gracias a un auto muy firme que no mostró fisuras a lo largo de toda la competencia. La clasificación dejaba en claro que se posicionaba como el principal candidato que al final fue confirmando con el correr de la vuelta.
Detrás, Franco De Benedictis se debatía entre una posible búsqueda por la primera posición y una permanente insinuación por parte de Benjamín Hites que en Salta se mostró muy competitivo con el Fiat Tipo del equipo Octanos.
Así se debatió la primera competencia que terminó con el triunfo de Bruno Boccanera que logra posicionarse muy bien en el campeonato y además consigue su segundo triunfo en la temporada.
En Top Race Matías Rossi llegaba adelante y alcanzaba el primer triunfo de la temporada luego de un par de insinuaciones. En la sexta fecha rompió la racha y ahora suma buenos puntos para un torneo que todavía tiene a Franco Girolami en la primera posición.
El cordobés volvió a sumar fuerte pensando en retener el título obtenido en el 2018, destacándose que el juninense Gabriel Fernando Ponce de León se ubicó noveno en la prueba inicial, a bordo del Ford N° 16, a 12 segundos 973 milésimas del “Misil” Rossi.

En la segunda carrera se destacó Ponce de León
La segunda competencia se presentaba con una importante modificación que suponía una garantía para el espectáculo y la apuesta dio un saldo altamente favorable. La grilla invirtió a los diez mejores de la clasificación final de las dos categorías y eso le daba una expectativa extra.
En Top Race, el joven Lucas Guerra largó adelante con el experimentado juninense Gabriel Ponce de León en la segunda posición mientras que Diego Azar, quien venía de obtener un triunfo en Río Cuarto, aparecía en la tercera posición.
Guerra conoce muy bien el trazado salteño ya que sus inicios fueron en la categoría TC del NOA y eso le permitía conocer los secretos de un circuito muy exigente y técnico. Desde el inicio Guerra impuso sus condiciones controlando a Ponce de León que intentó en la curva uno pero entendió que la posición era del entonces líder de la carrera.
Atrás de ellos la lucha era entre Azar en la tercera posición y Lucas valle que ya había mostrado un buen equilibrio en su Mercedes Benz atendido por el equipo GF Racing.
En la divisional mayor, Lucas Guerra fue acrecentando todo el potencial de su Toyota que con el paso de las vueltas se afirmaba cada vez más en la primera colocación sobre un Gabriel Ponce de León que se mantenía cerca sin poder incomodar al líder. Azar ya no formaba parte del lote de punteros pero firme en la tercera posición.
La bandera a cuadros terminó con la sexta fecha en Salta, dejando a Lucas Guerra con su primer triunfo dentro del Top Race V-6. Escoltado de cerca por el juninense Gabriel Ponce de León, el joven piloto ganó de punta a punta demostrando autoridad y una gran personalidad para imponerse en un circuito desgastante y que exige mucho a los pilotos, ahí Guerra se lució obteniendo su primera victoria.

Morillo fue quinto en la segunda carrera del Series
En el inicio de la segunda competencia del Top Race Series la grilla de partida la encabezaba Gastón Pacioni mientras Tomás Brezzo y Fabricio Persia completaban los tres mejores.
Desde la cuarta posición largó el tucumano Pablo Ortega quien desde el inicio dejó en claro su intención de avanzar rápidamente.
Las primeras vueltas fueron para acomodarse en la pista y Ortega aprovecha para avanzar. Explotó muy bien el potencial de su unidad en el tránsito de curva donde podía marcar una diferencia importante. Persia perdía rendimiento y caía en el clasificador mientras los compañeros de equipo, Pacioni y Brezzo perdían la punta de la competencia luego de un roce, esto fue muy bien aprovechado por Ortega que alcanzó la primera posición.
Desde atrás avanzaban Boccanera y De Benedictis quienes debieron largar desde la décima y novena posición respectivamente. Además, logró avanzar Marcos Urtubey quien había largado séptimo y después de un par de vueltas ya se encontraba tercero.
El joven piloto salteño alcanzaba el podio y se mostraba con buen ritmo hasta que una falla eléctrica lo marginó de la competencia.
En la segunda parte de la carrera Boccanera se acercó a Ortega y De Benedictis se posicionó en la tercera colocación intentando avanzar pero sin lograr su objetivo. La bandera a cuadro marcó el final de la segunda competencia y así el primer triunfo de Pablo Ortega que debutaba como ganador cerca de su ciudad natal en un trazado que también conoce por su participación en diferentes categorías zonales que suelen participar en el “Martín Miguel de Güemes”.
Segundo se ubicó Bruno Boccanera, tercero Franco De Benedictis, cuarto Gonzalo Fernández y quinto el juninense Franco Morillo, con el Mercedes Benz N° 64.
Con este auto, Morillo venía bien en la primera carrera, por pasar al tercer puesto, pero sufrió la rotura del cable de la bomba de nafta y debió abandonar en esa inicial competencia dominical.

COMENTARIOS