Hamilton consiguió su quinto título, e igualó la marca de Juan Manuel Fangio en Fórmula 1
EN MÉXICO

Hamilton consiguió su quinto título, e igualó la marca de Juan Manuel Fangio en Fórmula 1

El piloto británico, con el cuarto lugar, consiguió el pentacampeonato en suelo Azteca en una carrera que la ganó Max Verstappen. Además quedó a dos del récord de Schumacher

El Autódromo Hermanos Rodríguez de México coronó por segundo año consecutivo a Lewis Hamilton como campeón del mundo de Fórmula 1 en una carrera que ganó Max Verstappen y que no acabaron ni Fernando Alonso ni Carlos Sainz. El británico, al que le bastaba con ser séptimo para campeonar, acabó cuarto, por detrás de Verstappen y las dos Ferrari.
De esta manera, el británico de Mercedes cosechó su quinto título mundial e igualó al genio de los comienzos del campeonato hace 60 años, el argentino Juan Manuel Fangio, que también ganó con un motor Mercedes, y está sólo a dos de conseguir los siete trofeos que tiene Michael Schumacher, el mejor piloto de la época moderna del automovilismo.
"Fangio es el padrino de todos los pilotos. Es uno de los grandes desde el comienzo de este deporte y siempre será admirado", reconoció Hamilton quien se coronó en 2008 corriendo para McLaren, y 2014, 2015, 2017 y 2018 con su actual escudería. El "Chueco" fue campeón en 1951 (Alfa Romeo), 1954 (Maserati y Mercedes), 1955 (Mercedes), 1956 (Ferrari) y 1957 (Maserati).
Ni Fangio ni Schumacher vivieron una Fórmula 1 tan previsible como la que le ha tocado disfrutar a Hamilton, y que sólo seduce -entre los veteranos- al finlandés Kimi Raikkonen. Todo hace indicar que el británico alcanzará al Kaiser en un plazo muy corto si quien gestiona el Mundial no hace algo para que haya más igualdad en la pista de marzo a noviembre. Es el elegido.
Mercedes ha ganado los últimos cuatro mundiales tras suceder a Red Bull, que ganó los cuatro anteriores con Sebastian Vettel. Por su parte, el Cavallino Rampante cumple once años sin ganar el título.
En todo este previsible contexto, Max Verstappen aporta el mismo aire fresco que trajo hace más de una década Lewis Hamilton. El holandés se llevó a sus 21 años el triunfo en México, el quinto de su corta carrera y el segundo consecutivo.

La carrera
El de Red Bull lideró la carrera desde el arranque después del ataque inicial de Lewis Hamilton, que pilló desprevenido a Daniel Ricciardo, ganador de la clasificación, que abandonó a nueve vueltas del final por problemas en el motor.
El de Mercedes se coló como una exhalación entre los dos Red Bull cuando los semáforos se pusieron en verde, y Ricciardo se vio superado en la larga recta por un Hamilton que quiso dejar un gesto para el recuerdo en la carrera que lo iba a coronar campeón.
Los problemas de los Mercedes con los neumáticos le acabaron condenando a quedarse fuera del podio pero su salida fue una de las más espectaculares de la temporada.
Tras la primera vuelta, la juventud no fue ningún inconveniente para que Verstappen gestionara como un veterano la carrera desde el momento en el que quedó líder. Red Bull acertó en los momentos en que tuvo que entrar a cambiar los neumáticos, siempre pendiente de lo que hicieran Vettel y Hamilton. Los tres realizaron al mismo tiempo el último cambio de neumáticos.
Hamiton se quedó sin opciones de podio cuando volvió a la pista. Los neumáticos fueron el punto débil de los Mercedes. Ni el británico ni Bottas consiguieron estar cerca de las Ferrari, que consiguieron subir al podio después de que el coche de Ricciardo se parara a nueve vueltas del final.
Max Verstappen se espantó cuando el motor de su compañero dijo basta e interrogó a sus ingenieros sobre las opciones que su Red Bull corriera la misma suerte. Quedaban cinco vueltas y el holandés llevaba 15 segundos de ventaja sobre Sebastian Vettel, de sobras para ganar si su monoplaza no le fallaba. Como así fue.
Acabó el Mundial de pilotos y sigue el de constructores, con 100 puntos en juego en las dos últimas carreras, en Abu Dabi y Brasil y 55 puntos de diferencia entre Mercedes y Ferrari. Lewis Hamilton dio un paso más en su camino para ser el mejor de la historia. Le quedan tres campeonatos para conseguirlo.

Los cinco campeonatos
En la temporada 2008 llegó el primer título para Hamilton, en el Gran Premio de Brasil. El británico llegó empatado con Felipe Massa a la cita final, pero la lluvia hizo de las suyas.
El mal clima y las entradas a boxes para cambiar de neumáticos complicaron el panorama. Massa, sorteó todos los problemas y se llevó la victoria, en el box de Ferrari se festejó el campeonato, pero segundos después llegó la desazón.
Hamilton doblegó a Timo Glock en el giro final y sumó los puntos necesarios para quedarse con el campeonato del Mundo de Fórmula 1 más joven de la historia con 23 años, 9 meses y 27 días, robándole por cuatro meses el récord a Alonso.
La segunda estrella llegó en 2014 con Mercedes. Tan solo su compañero de equipo, Nico Rosberg, pudo darle pelea. Pero sus once victorias y cinco podios le bastaron para consagrarse con 384 puntos contra los 317 del alemán en Abu Dhabi, última cita de la temporada y que aquel año -como propuesta de Ecclestone para aumentar la emoción- tuvo puntaje doble.
Hamilton y Rosberg se repartieron las victorias de dieciséis de las diecinueve fechas del calendario de 2015. Dos abandonos de Rosberg que supo aprovechar un final de temporada más tranquilo del británico para lograr las tres últimas victorias consecutivas, fueron suficientes para que Hamilton tome una buena diferencia en puntos. A tres carreras para el cierre del torneo, en Estados Unidos, Hamilton gritó campeón luego de una segunda posición igualando a su compatriota Jackie Stewart.
En la temporada 2017 Ferrari logró tener un auto adecuado para pelearle a Hamilton mano a mano con Sebastian Vettel. El arranque de año fue muy parejo entre ambos pilotos, pero luego del receso por el verano europeo, el Mercedes del británico aprovechó los problemas de fiabilidad de los autos de Maranello y se llevó su cuarto campeonato en el Gran Premio de México.
La pelea entre Ferrari y Mercedes se repitió nuevamente en 2018, pero a diferencia del año pasado, Vettel tuvo varios errores que llevaron a que el alemán pierda muchos puntos en comparación con Hamilton. El británico se coronó dos fechas antes del cierre con nueve victorias.

COMENTARIOS