Remarcaciones, una postal repetida en los últimos días.
Remarcaciones, una postal repetida en los últimos días.
TRAS EL BALOTAJE

El comercio, entre la suba de precios y las expectativas por el nuevo gobierno

Los mayores incrementos se registran en el rubro de los alimentos, especialmente en los establecimientos de grandes superficies, ya que en los negocios de barrios las subas fueron dispares, según pudo recabar Democracia en un relevamiento. Cuestionan la especulación.

Tras el resultado del balotaje, los supermercados comenzaron a recibir las nuevas listas de precios, con subas que llegan, incluso, hasta el 40%, una realidad que preocupa por la aceleración de la inflación y el impacto en el bolsillo de los consumidores. 

En este contexto, las cámaras empresarias y comerciales de Junín y la región señalaron en diálogo con Democracia que las mayores subas se registraron en el rubro alimenticio. En un relevamiento que este diario recabó, a su vez, que las remarcaciones llegaron primero a los hipermercados y comercios de grandes superficies, mientras que en los comercios de cercanía los aumentos fueron dispares. 

Daniel Reus, presidente de la Federación del Nucleamiento Empresarial del Noroeste Bonaerense, afirmó a Democracia: “Los proveedores no quieren desprenderse de la mercadería por los aumentos. Según el rubro, se toman distintas medidas, hay proveedores que cortaron la entrega, otros que la limitaron y algunos que remarcaron, aunque no tanto como ocurrió con los alimentos, donde hubo incrementos de alrededor del 20 por ciento y no se sabe de dónde están surgiendo”. Y agregó: “Esto es un minuto a minuto. Algunos proveedores pasan las listas con aumentos de precios, otros cortan las ventas”.

Por su parte, Marianela Mucciolo, presidenta de la Sociedad Comercio e Industria de Junín (SCIJ), afirmó a Democracia: “El sector comercial se encuentra expectante, como toda la sociedad, que espera a ver qué rumbo tomará el país a partir del 10 de diciembre y si estos días de transición serán ordenados, pensando en el país, y no en destruirse el uno al otro. Porque en el medio estamos nosotros: el pueblo”. 

Un almacenero de Barrio Belgrano, de la zona del paso bajo nivel, afirmó a este diario: “Algunos productos aumentaron y otros, no. Por ejemplo, Arcor aumentó un 15%, y el resto, un 10%. Hay muchos que están expectantes y aún no aumentaron, pero en pocos días van a aumentar todos, porque siempre aumentan los precios, por eso tenemos esta inflación”. Y graficó: “Una suba mensual de 10% es lo más común”. 

Alexis Duhalde, dueño del local comercial 3D Equipamientos, situado en Mayor López 324, afirmó a Democracia: "Hemos recibido aumentos que rondan el 5% en accesorios para camionetas y autos. Esto suele ocurrir de manera semanal, otras veces tardan más días en llegar aumentos de precio". 

En cuanto a las consultas y el movimiento comercial, Duhalde manifestó: "Durante estas fechas comienza el mayor movimiento, muchos acondicionan el auto para el verano o simplemente para irse de vacaciones".

Adrián Baños, dueño de ByB Computación, afirmó a este diario: "Hay proveedores que no están vendiendo, como por ejemplo algunos repuestos o elementos de computación, pero otros no modificaron las listas, creo que hay que esperar unos días para ver qué pasa". 

Sobre los precios y el impacto de la suba del dólar, el comerciante afirmó: "Algunos proveedores se manejan con el dólar blue, otros, con el dólar oficial, pero con limitaciones. Los insumos se manejan con dólar blue y todo lo referido a hardware, software y venta de PC se rige por el dólar oficial". En referencia al movimiento de clientes, señaló: "Vienen disminuyendo las ventas, pero sí, esta semana fue menor”. 

Faltantes y subas en almacenes

El presidente de la Federación de Almaceneros de la provincia de Buenos Aires, Fernando Savore, advirtió, ayer, sobre faltantes de mercadería en grandes mayoristas y cuestionó que "hay demasiada especulación", al tiempo que pidió al equipo de gobierno del presidente electo, Javier Milei, que "cuide a las pymes".

"Hoy le pedí a todos los colegas que nos envíen fotos de los cambios de precios para ayudarnos a todos a actualizarnos, también recorrí tres mayoristas y la cantidad de faltantes es impresionante, hay mercadería que desapareció del mayorista. Me llama la atención que en los mayoristas falte la mercadería", declaró Savore.

Detalló que "hace seis meses un kilo de azúcar lo pagamos 350 pesos en primera marca, empezó el calvario de conseguir azúcar, la semana pasada llegó a 900 pesos y de ahí a 1.100, el que guardó el azúcar mira la diferencia que hizo".

"Sabemos que en el medio hay demasiada especulación", agregó.

El dirigente señaló que "las empresas que están llorando en estos años han ganado mucha plata, siempre buscan ellos la oportunidad para llenarse los bolsillos" y agregó: "No estoy en contra de que un empresario gane plata, pero la verdad no me gusta que ganen destruyendo el bolsillo del laburante".

Savore relató que cerró su negocio el lunes y que el martes se encontró con un 30% de aumento. "Lo genérico de comestible está en un 25% aproximadamente, y lo que es higiene personal es un 30% o un poco más, es un desastre. Creo que en el medio de todo esto hay demasiada especulación", manifestó.

Sostuvo que "siempre que el dólar hizo picos las empresas aumentaron, en este caso el dólar se sostiene, no había razón para despegar de la forma que despegaron o desabastecer de la forma que están desabasteciendo".

Explicó que "inevitablemente a la mercadería le tenés que hacer un cambio del 25% porque sino te quedás, nuestras rentabilidades son pequeñas, estos saltos de precios nos pasan por arriba".

"Nuestro negocio no tiene grandes depósitos si vamos a vender a menos del costo o cambiar la plata, en el medio está el costo operativo del negocio. Si compro a 10 y vendo a 10, mi negocio va a pérdida", remarcó.

En ese tono, agregó: "Yo lo único que pido al nuevo presidente y equipo de gobierno que protejan las pymes y que los gobiernos entiendan lo que es el comercio de proximidad, cumplimos el laburo de estar donde el hipermercado no le interesa estar".

Acuerdos de precios

La Secretaría de Comercio acordó, anteayer, con supermercados y empresas de consumo masivo un sendero de aumentos de hasta 12% para este mes y de hasta el 8% en diciembre, con la finalidad de evitar abusos en los precios y garantizar el abastecimiento en la transición de gobierno.

Fuentes oficiales informaron que en encuentros con todos los sectores "se plantearon acomodamientos de precios escalonados y según lo acordado en este mes rondarían entre el 5 y el 12%, según sector, y en diciembre de un 8%".

"Lo importante es que las empresas acompañaron esto y se bajaron las listas que estaban llegando con el 40%; también hubo un compromiso para garantizar abastecimiento", agregaron.

Desde este martes, y a lo largo de la semana, hay pactados encuentros con supermercados y empresas que están dentro del programa Precios Justos, para "llevar la transición de una manera ordenada".

El objetivo es evitar abusos, cuidar el abastecimiento en las góndolas y proteger el bolsillo de los consumidores, se informó. "Estamos en una transición y los acuerdos son voluntarios hasta el 30 de noviembre y por eso las empresas tienen sus beneficios", señalaron las fuentes.

El 26 de octubre pasado, el Gobierno prorrogó hasta fin de año los beneficios fiscales para las empresas que forman parte de acuerdos de precios suscriptos con la Secretaría de Comercio, a través del decreto 551/2023.

Entre otros puntos, se extendió la suspensión del pago de impuestos para la compra de divisas en moneda extranjera para la importación y la reducción a 0% de la alícuota de retenciones para mercaderías comprendidas en una serie de posiciones arancelarias del Mercosur. Para noviembre, el Gobierno acordó con la mayoría de las empresas para extender el programa Precios Justos, que mantiene virtualmente congelados a 52.300 productos de consumo masivo, con subas de 5% mensual.

Presión sobre el pan

La Secretaría de Comercio autorizó una nueva actualización de los valores de referencia para el trigo y sus productos derivados, lo que implica una mayor presión sobre el precio del pan, a través de la Resolución 2114/2023 publicada, ayer, en el Boletín Oficial.

La actualización, que entra en vigencia a partir de este 22 de noviembre, lleva la suba acumulada de la bolsa de harina 000, en los primeros 11 meses de 2023, a 92,2% y al 107,8 % con respecto a los valores vigentes para noviembre de 2022.

El último aumento había sido a fines de octubre y al día siguiente de conocerse la medida, el precio del pan trepó un 25%, justamente a raíz del impulso de la suba en la harina, sumando al encarecimiento de otros insumos y la escasez de materia prima para su elaboración. Con ese ajuste, el valor del pan alcanzó los $ 1.100 por kilo.

El documento oficial justificó el nuevo incremento asegurando que "estos guarismos se encuentran muy por debajo de los que refleja el INDEC para el precio del pan francés en GBA como del IPC General", precisando que los "datos de octubre de 2023 arrojan variaciones acumuladas de 10 meses de 151,4 % y 120 %, respectivamente; mientras que las variaciones interanuales resultan 179,6 % y 142,7 %, respectivamente. De esta manera, el valor para la harina 000 pasa de los actuales $2.825 a $3.059 para las bolsas de 25 kilogramos, mientras que el precio de referencia del trigo pasa de $59.585,07 a $64.530,63 la tonelada.

Los precios en todas las variedades son sin impuestos, a la salida del molino y sin costos de entrega; y a ellos se les debe incorporar los siguientes costos logísticos por región: Ciudad y provincia de Buenos Aires, 3,50%; Centro, Cuyo y Litoral, 5,50%; NEA y NOA, 7% y Patagonia, 10,5%. 

En los considerandos de la Resolución, Comercio explicó que el incremento se dispuso "a fin de mejorar el impacto de la herramienta financiera tanto en la estructura de costos como en el producto al consumidor, resulta necesario aumentar la oferta de la harina con compensación en el mercado y, asimismo, actualizar sus valores para que sean consecuentes con la evolución del resto de los componentes del costo de los productos derivados de la harina de trigo".

El texto oficial, enmarcó la decisión en que "el Estado Nacional viene adoptando una serie de políticas públicas que buscan estabilizar los precios de los productos a favor del consumidor, como el Programa Precios Justos".

COMENTARIOS
Peña Día de la Mujer