Belgrano y San Martín Cargas

El plan de recuperación de los trenes, se puso en marcha con el Belgrano Cargas a mediados de 2016 y ya llegó a los primeros 700 kilómetros de vías renovadas, 400 en construcción y 500 km proyectados, la mayor inversión ejecutada en los últimos tiempos.
Incluye mejoras en los accesos a los puertos de Rosario, cuya primera obra del nuevo ingreso a Timbúes comenzó en febrero, como así una nueva circunvalación ferroviaria a la ciudad de Santa Fe. Finalizarán a fin de año.
Los trabajos, que continuarán en el Tren Norpatagónico y San Martín, consisten en la nivelación del suelo, la colocación de nuevos rieles, que resisten más peso, colocados sobre durmientes de hormigón, con nuevas fijaciones y piedra balasto.
Para esta reactivación del ramal norte se están invirtiendo más de 3.000 millones de dólares. Esto incluye tareas de vías, puentes, circunvalaciones y accesos ferroviarios; insumos para la construcción, nuevo material rodante y logística.
Forma parte de una inversión total de 8.800 millones de dólares en el sistema ferroviario de carga en todo el país para modernizar un total de 9.850 kilómetros.
Para este año, se pondrán en marcha las obras para recuperar 1.020 kilómetros del ferrocarril San Martín Cargas, entre las provincias de Mendoza y Santa Fe, para duplicar la capacidad hacia 2025.
El objetivo del proyecto es reacondicionar o reemplazar los rieles que unen la región de Cuyo (Mendoza, San Juan y San Luis) y la provincia de Córdoba con los puertos de Rosario y Buenos Aires.
La renovación se concretará desde la localidad mendocina de Palmira (a 41 kilómetros de Luján de Cuyo) hasta Rosario o Villa Constitución, luego de pasar por Justo Daract (San Luis), Soldini y Rufino (Santa Fe).
Está prevista asimismo la construcción de 220 kilómetros de vía nueva entre Rufino y Santa Teresa (Santa Fe), y en una segunda etapa se incluirán obras como el señalamiento de toda la traza, obras de circunvalación, desvíos y empalmes.

COMENTARIOS