PROYECTO LUJÁN – JUNÍN DE 196 KILÓMETROS

Mañana habilitan la variante de San Andrés de Giles, obra perteneciente a la Autopista 7

Se trata de un tramo de 8 kilómetros, transformado en autovía semi-urbana, que evita el casco urbano. Nace en el kilómetro 98 (donde comienzan hoy los cuatro carriles) y se acopla a la traza original en el 106, sentido a Areco.

Como anticipó Democracia, mañana quedará inaugurada la nueva variante en San Andrés de Giles, perteneciente al proyecto de 196 kilómetros de autopista, entre Luján y Junín, sobre Ruta Nacional 7, donde en 2016 fue inaugurado el primer tramo de 34 km en sentido a Capital Federal.
Así lo confirmaron desde el Ministerio de Transporte sobre el tramo de 8 kilómetros ubicado en un campo expropiado que rodea y evita el casco urbano, donde durante este mes pintaron y señalizaron la calzada.
Se trata de un nuevo trazado, transformado en autovía semi-urbana, que nace en el km 98 (donde comienza hoy, la autopista) y se acopla a la traza original en el 106. Cuenta con tres distribuidores: el principal se eleva sobre la Ruta Provincial 41, zona crítica por el alto índice de accidentes viales que conecta con las rutas nacionales 3, 205, 5, 7, 8 y 9.
Los otros dos intercambiadores están montados en el kilómetro 98,5 (Cucullú), y sobre el 106, que será el empalme con el tramo original de la Ruta Nacional 7 hacia Carmen de Areco donde avanzan las obras en unos 40 kilómetros.
“Bajará los tiempos de viajes y los siniestros viales, principalmente los frontales. La autopista optimizará el comercio y la producción agrícola–ganadera y la industria vinculada a este sector. Además, fomentará el turismo debido a que esta vía cumple la función de Corredor Internacional, además de pasajeros de larga distancia y viajes conmutadores”, afirmaron desde el Ministerio de Transporte.

Cabe destacar que, desde el 10 de junio de 2016, se encuentra en marcha la construcción de 97 kilómetros de autopista sobre la calzada nacional. De los tres trazados, dos se están en ejecución: Giles - Carmen de Areco y Chacabuco – Junín, que según Vialidad quedará terminado antes de fin de año.
Se trata de un tramo comprendido entre el cruce de Ruta Provincial 65 sur y el kilómetro 219, donde ya fue colocado el puente sobre el Río Salado en el kilómetro 237 y se montaron los tres distribuidores: la primera infraestructura se encuentra a la altura de la escuela rural (Chacabuco), la segunda en la entrada de O’Higgins y la restante, en La Agraria.
En el segundo en marcha (Giles – Areco), avanzan con la colocación del asfalto y los distribuidores que conectarán con caminos rurales y colectoras.
Solo continúa inactiva la obra entre Areco y Chacabuco, ya que las empresas que estaban adjudicadas eran las mismas que tenían a cargo la variante (Chacabuco) de 23 km que desde diciembre último se encuentra paralizada por problemas financieros en la UTE. Los trabajos volverán a ser licitados.
Consiste en la construcción de 8 distribuidores, puentes sobre A° Lamela y sobre A° Ranchos; demarcación horizontal, señalización vertical e iluminación de los intercambiadores mencionados.

COMENTARIOS