CLÍNICA LA PEQUEÑA FAMILIA

La importancia del diagnóstico prenatal y los controles durante el embarazo

La Dra. Aldana Lomónaco, jefa del Servicio de Obstetricia de la Clínica La Pequeña Familia explicó sobre la necesidad del diagnóstico prenatal y el propósito de llevar adelante los controles necesarios en el embarazo para el correcto crecimiento del bebé.

Actualmente existen métodos no invasivos, que permiten identificar tempranamente aquellos embarazos que tienen mayor riesgo de presentar una patología materno-fetal o un mayor riesgo de desarrollarla, con la intención de ofrecer cuidados perinatales de mayor complejidad y mejorar los resultados finales de cada gestación.
Estos estudios son las ecografías de ¨screening¨, a realizarse en el primer trimestre (semana 11-14) y segundo trimestre (semanas 20 a 24).
La primera se ha popularizado como la ecografía de la “translucencia nucal¨, porque es uno de los marcadores que se analiza, y la segunda como la “ecografía morfológica fetal o scan fetal¨, porque se estudia detalladamente la anatomía fetal.
Estas ecografías funcionan como un ¨filtro¨, ya que se los realiza en toda la población de embarazadas, y seleccionan aquellas que, por tener resultados positivos, requieren mayor estudio o cuidados especiales.
La ecografía de semana 11- 14 (translucencia nucal) tiene como objetivo obtener de forma fehaciente la edad del embarazo, revisar en detalle la anatomía temprana del feto, evaluar el riesgo o probabilidad de que el bebé esté afectado por una enfermedad cromosómica, y saber si la mujer embarazada tiene riesgo aumentado de problemas placentarios como la preeclampsia y la restricción de crecimiento fetal. Además, es posible detectar el 45% de las malformaciones mayores.
Si a esta ecografía se la combina con determinaciones hormonales puntuales (PAPPA y BHCG free) a realizar idealmente en semana 10, mejora la sensibilidad del estudio, por lo tanto es recomendable.
La ecografía morfológica fetal (scan fetal), tiene como objetivo evaluar nuevamente la anatomía: corazón, sistema urinario, sistema nervioso, etc, así como también el crecimiento fetal y la función placentaria mediante el doppler de las arterias uterinas, para de esa forma decidir cuál es el mejor esquema de seguimiento del crecimiento de cada bebé, basado en una evaluación objetiva del riesgo de insuficiencia placentaria.
Adicionalmente, la medición de la longitud del cuello uterino (cervicometría) tiene la finalidad de determinar el riesgo de parto prematuro espontáneo, principalmente en mujeres que no tienen otro factor de riesgo para prematuridad, lo cual se evalúa mediante ecografía transvaginal en unos pocos minutos.
El resultado que se entrega en cada caso es una evaluación de riesgo, no un diagnóstico. Y que en función del riesgo, el obstetra que realiza el seguimiento del embarazo, determinará la conducta a seguir.
Cabe destacar que en la Clínica todos estos estudios son realizados por operadores certificados por la Fetal Medicine Fundation - Unidad de Medicina Fetal de Barcelona,, especialistas en Diagnóstico Prenatal.
Entre los estudios podemos mencionar: Ecografía Obstétrica y Translucencia Nucal (Semana 11-14); Doppler Obstétrico; Ecografía Morfológica Fetal (scan fetal); Ecografía Transvaginal y Cervicometría; Amniocentesis.
El Staff de profesionales en Diagnóstico Prenatal de la Clínica La Pequeña Familia está conformado por la Dra. Laura I. Barboni, Dra. M. Aldana Lomónaco y Dra. M. Delia Orellano.

COMENTARIOS