LOS VECINOS AFIRMAN QUE LAS FAROLAS AMARILLAS SON MUY DÉBILES

El Molino: Solicitan el recambio de luminarias

Esperan que haya un reemplazo por luces con tecnología Led. La zona más crítica, por su oscuridad, es la calle Edison, a la altura de la Escuela N°19. Y proponen la colocación de otra cámara de videovigilancia que apunte a ese sector. Señalan que también se necesita un programa de poda y medidas para mejorar el tránsito.

Delimitado por las vías del Ferrocarril General San Martín, y las calles Rivadavia, Lilliedal, Ameghino, Bolívar y Chile, El Molino es uno de los barrios tradicionales de la ciudad. Ubicado a pocas cuadras del centro neurálgico y comercial de la ciudad, aquí todos los residentes cuentan con los servicios de agua corriente, cloacas y gas natural, así como el asfalto y el alumbrado público.
No obstante, hay algunas cuestiones pendientes de ser solucionadas. Una de las principales tiene que ver con el déficit en la iluminación en las calles y la falta de poda. También se advierten inconvenientes en el tránsito y la limpieza de hojas y ramas.

Alumbrado público
De todas estas prestaciones esenciales, el alumbrado público es la única que ofrece algunos inconvenientes.
“Al barrio le faltaría un poco más en el tema de luminarias”, señala el presidente de la sociedad de fomento, Rubén Hunziker. Y luego amplía: “El alumbrado público está completo prácticamente en su totalidad, pero la iluminación no es la ideal, porque es esa luz amarilla que alumbra muy poco. Nos gustaría que se haga un recambio porque hoy por hoy las luces Led son blancas, más potentes, entonces estamos pidiendo que se reemplacen”.

El alumbrado público está completo pero la iluminación no es la ideal, esa luz amarilla alumbra muy poco. Nos gustaría que se haga un recambio. Rubén Hunziker. Pte. de la Sociedad de Fomento.

Este pedido fue hecho al director de Relaciones con la Comunidad del municipio, Marian Spadano, y también se hicieron presentaciones por escrito. El dirigente barrial explica que hay un compromiso asumido por las autoridades mediante el cual “se va a ir haciendo en la medida en que se pueda”.
Este reclamo viene acompañado de otro, adicional, que es el de la poda, algo que “se está haciendo”, pero de manera parcial. Según si análisis, “hay muchos árboles y se opacan las luces”. El dirigente fomentista considera que haría falta un programa integral que abarque a todos y no solamente que se responda ante pedidos puntuales: “Pedimos que se hiciera un trabajo en Almirante Brown al 500 y se hizo, de a poco se dan respuestas. Uno a lo mejor quiere que se haga ya, pero todo lleva su tiempo, pero hay que tener paciencia”.

Limpieza
Otro punto que resaltan los lugareños es el de la gran cantidad de hojas y ramas que hay en el barrio.
“En esta época del año uno junta hojas y enseguida está lleno de nuevo –explica–, uno ve que las máquinas andan pero faltarían los barrenderos que junten, yo no sé qué circuito hacen, a veces los he visto pro Javier Muñiz, pero no en las calles interiores”.

Seguridad
Los vecinos de El Molino destacan que luego de una reunión que realizaron con las autoridades policiales y municipales, hay más patrullajes en la zona.
En tal sentido, solicitan más monitoreo: “Nosotros tenemos una cámara de videovigilancia en Alberdi que enfoca desde el paso a nivel hasta el molino, pero nos gustaría tener alguna otra sobre Edison hacia la Escuela N°19. Ahí también deberíamos tener mejor iluminación, porque el secundario sale por el costado, que da al cementerio, y es una calle muy oscura, sobre todo en invierno, así que sería muy bueno que se cambien las luminarias. Es una zona crítica para nosotros, muy desolada”.

Tránsito
En este barrio el tránsito siempre fue conflictivo, sobre todo por la gran cantidad de camiones que circulan por aquí. “Muchas veces vienen algunos que son de afuera, se pierden, y andan por las calles laterales y se complica un poco. Haría falta un poco más de señalización”, sostiene Hunziker.
Además, aseveran que el semáforo que se colocó en Javir Muñiz y Ameghino está dando buenos resultados y otro otro en la intersección con Almirante Brown o con Paraguay.
Por último, Hunziker pone el acento en la esquina frente al Club Moreno: “La gente que viene por Chile, cuando se llega a Javier Muñiz debe doblar a la izquierda y, aunque hay carteles indicadores, muchos no lo respetan y se meten 20 metros en contramano para seguir por Chile. Sería bueno que haya algún tipo de intervención, como por ejemplo un ‘pico de pato’ en la calle que obligue a los conductores a doblar hacia el lado permitido”.

COMENTARIOS