El C.F.P 401 tiene su sede en terrenos de la sociedad de Fomento del barrio 11 de Julio..
El C.F.P 401 tiene su sede en terrenos de la sociedad de Fomento del barrio 11 de Julio..
C.F.P. 401

Centro de Formación Profesional: 40 años de vida educativa y social en Junín

La institución nació el 4 de septiembre de 1978 y lleva casi medio siglo formando y capacitando a junineneses en su sede en el barrio 11 de Julio y en distintos sectores a donde llegan sus cursos.

Un 4 de septiembre de 1978 nacía el CFP 401, que llegaría hasta hoy con una loable tarea de formación y raigambre en el barrio 11 de Julio, donde está emplazado y en donde recibe numerosos alumnos en sus variados cursos.
Elio Miguel, miembro desde hace diez años y director desde hace seis, repasó parte de las tareas de la institución y su historia.

17000 certificaciones
En su cuarenta años de vida institucional, el Centro de Formación cuenta con la satisfacción de haber hecho mucho, y existen claras prueblas de ello.
Al día de hoy, según explica Miguel, “hay 17000 certificaciones otorgadas por el Centro de Formación Profesional, con un total de 1700 cursos que se han dado desde aquel comienzo en 1978 hasta hoy. Son datos que impactan dentro la labor cotidiana que uno realiza. Es muy significativo”.

Hay 17000 certificaciones otorgadas por el Centro con un total de 1700 cursos que se han dado desde 1978 hasta hoy. Son datos que impactan. Es muy significativo. Elio Miguel. Director del C.F.P Nº 401

El Centro nació como una unidad educativa y centro de adultos y fue creado por los propios vecinos del barrio quienes montaron la primera aula que se creó en el lugar.
“Ellos se reunían el fin de semana a comer un asado y a levantar el aula para que hubiese una escuela para el barrio. Desde ese momento está funcionando y siempre en los terrenos de la sociedad de fomento de barrio 11 de julio que fueron cedidos para este fin”, destaca su director Miguel.

Cursos y actividades
El Centro de Formación cuenta con 54 cursos, si bien no todos ellos se dictan en la sede, también hay cursos en unidad penitenciaria y cursos en distintos lugares en la ciudad, especialmente donde se han detectado distintas necesidades, según explica Miguel.
“En su mayoría son cursos del área de construcción, también hay de gastronomía, de informática y de servicios personales”.
Los egresados en muchos casos obtienen salida laboral, si bien su director aclara que “es muy difícil el seguimiento de los egresados. Es una materia pendiente que tenemos los centros de formación. Si intentamos y vemos frecuentemente la vuelta de la gente a la escuela viendo que otra capacitación lo puede perfeccionar”.
Asimismo, destacó el rol que cumple el centro en la ciudad y en el barrio: “La escuela cumple una función social y hay una labor que se viene desarrollando desde hace años, con el centro de formación integral, con alumnos con capacidades diferentes”.

Preocupación por la sede
Si bien la escuela funciona desde hace 40 años en el mismo lugar, una situación suscitada el año pasado, tras vencerse el comodato firmado, genera preocupación en el ámbito educativo.
“El año pasado, en octubre, se venció el comodato que tiene la escuela firmado por 10 años y se iniciaron las tratativas para firmar ese comodato pero luego de casi un año aún no se firmó”, explicó Miguel y agregó, “y en las últimas oportunidades el presidente de la Sociedad de fomento ha manifestado que no lo va a firmar y que estarían en condiciones de pedir la tenencia de los lotes porque consideran que el municipio no está bajando obras al barrio.
Nos sentimos prisioneros de una puja política que nos excede”.
“Planificamos año a año el ciclo lectivo y las capacitaciones que se van a llevar a cabo en 2019 y necesitamos elevar el comodato a la Dirección”, explicó mientras esperan una pronta situación que les permita continuar normalmente.

COMENTARIOS