El ingeniero Guido Covini estuvo en la redacción de Democracia.
El ingeniero Guido Covini estuvo en la redacción de Democracia.
RESIDUOS CLOACALES

Covini: “Hace más de 10 años que no funciona la planta depuradora en Junín”

Luego de la denuncia del Frente Renovador, el director de Obras Sanitarias dialogó con Democracia y dijo: “Hubo un gran abandono porque no se realizaron las inversiones desde que se puso en funcionamiento. Además dos de las tres bombas sumergibles estaban quemadas”.

Tras la denuncia de los concejales del Frente Renovador quienes aseguraron que la planta depuradora de líquidos cloacales de la ciudad de Junín se encuentra parada desde hace varios meses volcando todos los desechos domiciliarios al río Salado sin ningún tipo de tratamiento, el director de Obras Sanitarias, ingeniero Guido Covini aseguró: “Desde que entramos nosotros en ningún momento estuvo en funcionamiento. Por suerte el concejal se dio cuenta 10 años después y fue a la planta”.
“Cuando recibimos el poso de bombeo, dos de las tres de las bombas sumergibles estaban quemadas. Hubo un gran abandono en Obras Sanitarias porque no se realizaron las inversiones desde que se puso en funcionamiento. Ya que las instalaciones cumplen su vida útil”, sostuvo.
“Leí que la planta depuradora funciona en un 60 por ciento, lo cual es totalmente falso porque los análisis de la Demanda Biológica de Oxígeno (DBO) indicaban que los fósforos totales y los coliformes ya estaban fuera de normativa en el momento que nosotros ingresamos a Obras Sanitarias”, informó.

\LEÉ MÁS: Denuncian que están en peligro los ecosistemas de la cuenca del Salado


“Primero la prioridad en la que se está trabajando y se trabaja en Obras Sanitarias es en sacar los líquidos cloacales de la Ciudad, ya que es un foco que genera riesgo sanitario. Entonces la manera que tenemos nosotros de trabajar hoy es sacar los líquidos cloacales con las obras que estamos haciendo”, afirmó.
“Al predio ingresan dos ramales de impulsión: uno pasa por la planta que ya está fuera de normativa (obsoleta) porque no se hicieron las inversiones necesarias y el otro va directo al río Salado el cual está desde hace 10 años”, explicó el ingeniero.

Nueva planta
“Por el grado de dejadez que se tuvo, es una inversión que lleva muchísimo tiempo y también porque son servicios que son caros. Una nueva planta depuradora sale alrededor de 20 millones de dólares porque la que tenemos está fuera de normativa. Hay que proyectarla en el crecimiento de Junín de acá a 20 años”, agregó Covini.
“Se está haciendo un pliego ejecutivo interdisciplinariamente entre ingenieros electromecánicos, químicos, civiles y especialistas en sanidad de la nueva planta depuradora y estación de bombeo que eleva los líquidos cloacales, que llegan de la ciudad, a la torre de carga hidráulica que a su vez los envía a la planta”, comentó.
“Hace poco vino el ex gerente general de Aysa, actualmente responsable en Dirección Provincial de Agua y Cloacas (Dipac), junto a su grupo técnico”, aclaró.

“No cumplieron con las normas de seguridad”
“El jueves recibí un llamado de un empleado de Obras Sanitarias quien me informaba que había irrumpido gente del Frente Renovador por lo que llamé al señor concejal para decirle que no está permitido ingresar y realizar ningún tipo de mediciones sin cumplir con las normas de seguridad”, exclamó el director de Obras Sanitarias.
“En las fotos se puede observar a una persona asomada sacando muestras con una botella de gaseosa. Eso te da una pauta de que nunca hicieron una muestra mientras estaban trabajando ellos”, subrayó.
“Nosotros, ni bien ingresamos le solicitamos una muestra al Organismo de Control del Agua de Buenos Aires (OCABA) porque existen protocolos de medición, ya que no se puede tomar una muestra con una botellita de gaseosa. Además nunca debe ponerse en riesgo la integridad física”, expresó.
“Al concejal le dije que no hay ningún problema de que venga a Alberdi 870, donde queda Obras Sanitarias para proporcionarle la información que fue a buscar”, concluyó.

COMENTARIOS