Bajo la lupa de la Justicia, el líder camionero Hugo Moyano encara una dura pulseada con críticas y movilización contra el gobierno de Mauricio Macri.
Bajo la lupa de la Justicia, el líder camionero Hugo Moyano encara una dura pulseada con críticas y movilización contra el gobierno de Mauricio Macri.
DE CARA A LA MOVILIZACIÓN DEL 21 DE FEBRERO

El movimiento obrero sindical, dividido ante la convocatoria de Hugo Moyano

En el contexto de una fuerte pulseada política y judicial entre el Gobierno nacional y el líder de los camioneros, desde Junín partirán –según pudo saber este diario- siete colectivos con manifestantes. “Esto no va más”, advirtió el referente regional, Miguel Gauna.

El Sindicato de Choferes de Camiones y Afines de Junín participará activamente de la movilización a la capital federal organizada por la central de su gremio, que lidera Hugo Moyano, el miércoles 21 de febrero próximo.
Desde Junín partirán siete colectivos con afiliados al gremio camionero, rumbo a dicha movilización, con cese de actividades. “Todos están de acuerdo con movilizarse, porque esto no va más. Ya estamos preparados”, manifestó a Democracia Miguel Gauna, secretario general del Sindicato Choferes de Camiones y Afines, con asiento en esta ciudad.
A nivel central, el Sindicato de Choferes de Camiones -que conduce Hugo Moyano junto a su hijo Pablo- encabezará una movilización contra el gobierno de Mauricio Macri, para que haya paritarias libres y que se respeten los derechos laborales ya adquiridos.
Si bien la marcha había sido prevista en un principio para el 22, la cúpula del Sindicato de Choferes de Camiones decidió adelantar un día la movilización para así evitar que coincida con el sexto aniversario de la Tragedia de Once.

Contra la política laboral
Con respecto al reclamo, Miguel Gauna dijo que la medida es contra la política laboral aplicada por el gobierno de Mauricio Macri. “Quieren sacar ítems del convenio colectivo de trabajo, la no homologación del bono de fin de año acordado con las cámaras empresarias, en lo que a nosotros respecta, pero a nivel general, estamos contra la inflación, el deterioro del poder adquisitivo de los trabajadores, la suba de las tarifas, el endeudamiento al que han sometido al país, ya que las obras se hacen con dinero fiado, prestado. Están hipotecando al país”, afirmó.
Sobre los que no apoyan la movilización, Gauna reflexionó: “Dicen que Moyano para porque tiene miedo de que lo metan preso, pero me parece que es al revés. Los dirigentes que no paran son los que le tienen miedo a eso”

ATSA
Al ser consultado por Democracia, Héctor Azil, secretario general de ATSA Filial Junín, respecto a la movilización del miércoles recordó que la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA) decidió no adherir a la marcha convocada por camioneros.
“Los motivos son de público conocimiento”, afirmó. Y añadió: “En lo personal respeto la medida y la libertad de distintas organizaciones sindicales y sociales para sumarse a la misma, así como también me sumo a algunos de los postulados con la cual se promociona, por ejemplo el pedido de paritarias libres. De todas maneras coincido con lo determinado por el Consejo Directivo de nuestra Federación, del cual también formo parte y por lo tanto no estaremos participando de la movilización”.

Comercio
Por su parte, Julio Henestrosa, del Sindicato de Empleados de Comercio de Junín, también aclaró que el gremio a nivel central, la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS) no adhería a la protesta impulsada por Moyano. “Yo no creo que haya una persecución a Moyano o a sindicalistas. Si la Justicia actúa, tendrá el juicio correspondiente si tienen pruebas, incluso alguno ha sido ya detenido. Y si Moyano demuestra que son infundadas las denuncias en su contra, seguirá con su actividad como hasta ahora”, opinó el dirigente mercantil, ayer, en diálogo con Democracia.
“Si no tuviera la connotación política que tiene por el tema de Moyano, la marcha estaría justificada porque los trabajadores tenemos muchísimas cosas que reclamar: el descuento a los jubilados, que el gobierno no quiere que los convenios de paritarias tengan la cláusula gatillo, poniendo un tope del 15 por ciento. Pero si están seguros de que la inflación anual será de un 15, ¿qué problema hay que pongan la cláusula gatillo si no va afectar nada? El movimiento obrero está en estado de asamblea permanente, pero en este caso pareciera que hay un tema personal entre Moyano y el presidente Macri, por eso el gremio mercantil decidió que había que correrse a un costado”, explicó Henestrosa.

Bancarios
Abel Bueno, secretario general de la Asociación Bancaria Seccional Junín, al ser consultado por Democracia afirmó que el lunes y martes próximo habrá paro convocado por la Asociación Bancaria, en tanto que el miércoles, el gremio bancario apoyará la movilización convocada por Moyano, aunque no habría cese de actividades en las entidades bancarias.
“Para la semana que viene ya está programada una medida de fuerza. Son 48 horas de paro así que comienza el lunes 19 de febrero y continúa el martes 20. Es sin asistencia a los lugares de trabajo. Completa la jornada de lucha que implementó la Asociación Bancaria a raíz de la disconformidad con lo que ofrecen en las paritarias nuestras”, explicó.
El dirigente aclaró que esta medida afectará la actividad en todos los bancos, públicos y privados, pero que el Banco Provincia parará por dos motivos: paritarias (rechazo al 9% de aumento de sueldo que les ofrecieron las cámaras empresariales) y la modificación del sistema de jubilación de los empleados del Banco de la Provincia de Buenos Aires.
“El martes, además del paro, empleados activos y pasivos del Banco Provincia movilizarán a la ciudad de La Plata, donde la Asociación Bancaria presentará un reclamo ante la Corte Suprema de Justicia solicitando la inconstitucionalidad de cuatro artículos la ley 27.426”, dijo.
Abel Bueno manifestó que la Asociación Bancaria estará presente en la movilización pero no habrá paro en el sector bancario. “Esta marcha fue convocada por parte de la CGT, en Buenos Aires, pudiendo concurrir los que quieran”, apuntó.

Transporte
La Unión de Tranviarios Automotor (UTA) no adhiere a la medida y ratificó que ese miércoles habrá transporte, de corta, media y larga distancia.
"Nosotros no vamos a participar de la movilización, vamos a trabajar normalmente", afirmó Mario Calegari, secretario de prensa de la UTA. Y agregó que tanto la gente que vaya a la marcha como quienes vayan a trabajar podrán volver de la jornada en el transporte público que funcionará normalmente.
"No adherimos, es una marcha de Camioneros y me parece muy bien, es en defensa de los derechos de su trabajo", agregó el dirigente gremial.

Moyano, irónico con Barrionuevo
El líder de Camioneros, Hugo Moyano, apuntó con ironía contra su par gastronómico, Luis Barrionuevo, y el miembro del triunvirato Carlos Acuña por haberse bajado de la marcha del 21F, al afirmar que si ellos no asisten "son dos personas menos" en la movilización.
"Son dos personas menos. Hay ausencias que suman", disparó el exsecretario general de la central obrera al ser consultado sobre las inasistencias de Barrionuevo y Acuña, a las que además vinculó con "presiones" de parte del Gobierno.
"Esto pasa cuando hay gobiernos que presionan a gremios para que no vayan. Me comentaron que el Gobierno invirtió en las obras sociales (devoluciones de fondos estatales adeudados) para que no vayan a la movilización, es previsible esto. No me preocupa que no vayan algunos dirigentes porque va ir muchísima gente", remarcó el dirigente.
Sobre si la toma de distancia que hizo Barrionuevo derivará en una ruptura entre ambos, Moyano evitó aventurarse y dijo que "eso lo dirá el tiempo", mientras que reveló que no habla con el Gastronómico desde "la cumbre de Mar del Plata" que compartieron hace un mes.
Por otra parte, intentó despegarse del kirchnerismo al ser consultado sobre si estará a gusto marchando con este sector el próximo miércoles en la Avenida 9 luego de años de enfrentamiento: "Yo voy a marchar con los trabajadores, con todo aquel que venga a esta convocatoria, uno no puede decir vos sí, vos no entras ", planteó.
Por último, Moyano estimó una movilización en paz y planteó que si se llegan a registrar incidentes sería por la presencia de "infiltrados enviados por servicios del Gobierno".
"El oficialismo estaría buscando gente para que haya problemas en la marcha. Yo creo que no va a pasar nada, pero si pasa algo vamos a tener dudas, no vamos a ser responsables nosotros", enfatizó.
Y finalizó: "Si la gente va a la marcha es porque se siente representada por el dirigente, si no fuera así las mentiras de esta señora (por la diputado Graciela Ocaña), la gente las tomaría en serio".

Barrionuevo se justifica
El secretario general del gremio de Gastronómicos de Capital Federal, Dante Camaño, justificó ayer la no adhesión del sector de la CGT que lidera su cuñado Luis Barrionuevo en la movilización del próximo 21 de febrero, al señalar que participarán de dicha protesta "organizaciones que son enemigas del sindicalismo".
Sin hacer una referencia explícita, Camaño identificó a la presencia de agrupaciones del kirchnerismo como un factor disuasorio, al igual que días atrás lo había hecho el triunviro Carlos Acuña, quien representa al mismo sector de la CGT Azul y Blanca.
"Marchan organizaciones que no tienen nada que ver con el sindicalismo y que de hecho son enemigas del sindicalismo", sentenció.
Camaño minimizó la repercusión que la movilización podría desencadenar en la opinión pública, al destacar que "en tres o cuatro días nadie se va a acordar de la marcha".

COMENTARIOS