El municipio, junto a Hidráulica bonaerense, controla el nivel del río Salado.
El municipio, junto a Hidráulica bonaerense, controla el nivel del río Salado.
EL INTENDENTE RECIBIÓ A TÉCNICOS DE HIDRÁULICA DE LA PROVINCIA

Petrecca: “Estamos trabajando para que el agua no afecte al casco urbano”

Si bien la ciudad amaneció sin lluvias, el trabajo desde el municipio continúa para seguir solucionando los inconvenientes que trajo la gran cantidad de agua caída y monitorear el nivel del río Salado junto a la dirección de Hidráulica provincial.

Aunque la ciudad amaneció sin lluvias, el trabajo desde el municipio continúa para seguir solucionando los inconvenientes que trajo la gran cantidad de agua caída. En este contexto, el intendente municipal, Pablo Petrecca, junto al ingeniero Carlos Sampaolesi, a cargo de la dirección de Hidráulica de la zona III de la Provincia, el ingeniero Luis Carnagui, también de Hidráulica, y los responsables de Obras Públicas del Gobierno de Junín, monitorearon y conversaron sobre cómo trabajar en el comportamiento de las aguas del río Salado. Cada paso será consensuado entre el municipio e Hidráulica de la Provincia.
Al respecto, el jefe comunal manifestó: "Estamos monitoreando cómo están trabajando todo el sistema y el canal, que es algo que nos preocupa. En los últimos días había bajado el nivel pero estas lluvias lo hicieron recuperar. Ahora estamos trabajando junto a los técnicos de Hidráulica de la Provincia, tal como se viene haciendo desde el primer día. Estamos evaluando algunas alternativas más de fondo, ya que esta cantidad de lluvia nos trae algunas alertas y por tal motivo hay que tomar medidas más profundas para no tener que andar con mayores preocupaciones".
Y Petrecca agregó: "Estamos viendo cómo avanza el aumento de agua en el canal, en la Laguna de Gómez y en Mar Chiquita. Siempre monitoreando y trabajando en equipo con la provincia de Buenos Aires para evaluar la mejor alternativa para los vecinos de Junín. Hay un par de opciones que estamos evaluando en un borrador para ver cómo las aplicamos".
"Desde la parte técnica estamos viendo la mejor alternativa. Siempre estamos trabajando en equipo para buscar las alternativas y que este desagüe que tenemos en la ciudad funcione y responda correctamente para que no traigan perjuicios a nuestra gente. Estamos trabajando desde el primer día para que el agua no afecte al casco urbano”, señaló el funcionario.

Desagüe norte
“Lamentablemente estas lluvias nos dejaron muchas consecuencias, pero muchas de ellas se van a resolver con el desagüe pluvial de Barrio Norte, uno de los lugares más afectados y con las obras del cuadrante noroeste. Esto es una buena noticia, dentro de las cosas malas que pasaron con estas lluvias. Además, deberemos evaluar cómo está funcionando y cómo están avanzando las aguas en el canal del Salado y a partir de allí tomar algún tipo de decisión. Esto lo haremos como lo implica toda la normativa del Comité de Cuenca y trabajándolo en conjunto con los técnicos de Hidráulica de la Provincia. Todo lo hacemos pensando en la ciudad y en que no afecte la crecida del agua".

Sigue la asistencia
Tras el temporal, el municipio continúa trabajando con todas las familias que fueron afectadas. Desde el centro de operaciones, montado en el CITE, se coordina y organiza la ayuda, asistiendo en todas las necesidades.
Al respecto, Marisa Ferrari, secretaria de Desarrollo Social, afirmó: "Seguimos trabajando intensamente, más allá de que el mal clima ya paso, aún hay muchas familias que están en una situación muy crítica, es por eso que nos organizamos de tal manera de tener distintos puntos para dar respuestas a las distintas familias y desde el CITE, como base central de operaciones, organizar y coordinar todo el trabajo".
"Si bien desde un primer momento quisimos centralizar todas las necesidades en la línea 103, las demandas nos llegaban por distintos puntos, entonces por esto trabajamos en atender a las familias evacuadas, por un lado, y por el otro, a todas aquellas que no se evacuaron pero que si sufrieron distintos problemas a raíz de las lluvias", remarcó.
La funcionaria también recalcó que "las trabajadoras estuvieron en todos los barrios, llegando a todas y cada una de las familias necesitadas, pero más allá de esto, si hubiese quedado alguna familia que aún necesita del municipio le pedimos que se comunique al 103 y que trate de hacerlo personalmente, no a través de terceros, esto, con el objetivo de asegurarnos que la ayuda llegue".
Para finalizar, Marisa Ferrari sostuvo que "desde el municipio seguimos trabajando, el objetivo nuestro es no volver a encontrarnos en la próxima lluvia, sino trabajar continuamente en mejorar sus condiciones de hábitat y calidad de vida. También queremos agradecer a los vecinos de Junín porque confiaron en el municipio para administrar las donaciones que realizaron para los afectados, a todos los que ayudaron poniendo sus vehículos personales, a Gendarmería, organizaciones civiles y al Ejército".
Por su parte, Cristina Rizzo, una de las trabajadoras sociales del municipio, explicó que "respecto de las familias evacuadas y que viven a la vera de la Ruta 188, y que fueron alojadas en el centro Pioneer, hoy afortunadamente todas ya están nuevamente en sus viviendas y lo que ahora estamos haciendo es acompañarlas en el regreso, ayudándolas con todo lo referido a ropa de cama, recuperar todo lo perdido y dejar las casa en condiciones. Reitero el centro Pioneer, hoy miércoles, ya no tiene evacuados".
Marisa Traverso, otra trabajadora social del equipo municipal, agregó que "desde el CITE lo que intentamos es recibir todas los pedidos que nos llegaban o por las mismas familias o por las trabajadoras sociales del municipio, en cada barrio, en cada pueblo, y desde ese momento, coordinar que la ayuda llegue en tiempo y forma, lo más rápido posible".

COMENTARIOS