None
LAS CONSECUENCIAS DEL TEMPORAL

El temporal dejó un saldo de 200 postes caídos y decenas de árboles cortados

Al menos 52 reclamos fueron recibidos en Defensa Civil, alertando de situaciones de gravedad como cables cortados como así también postes y cables caídos en la vía pública. Ayer las cuadrillas del municipio y EDEN continuaban trabajando.

El fuerte temporal de viento y lluvia que se abatió sobre Junín y la Región el domingo último obligó a las cuadrillas municipales de las áreas de poda, alumbrado público y de las empresas EDEN y Telefónica a continuar ayer realizando trabajos para recomponer la vía pública.
Hubo alrededor de 200 postes caídos de la empresa EDEN y también de Telefónica, lo que derivó en cables caídos en muchos barrios de nuestra ciudad. Los llamados de los vecinos se viabilizaron a través del 0- 800 que tiene la empresa EDEN y de la Policía, Bomberos y Defensa Civil.
Extraoficialmente se supo que en Defensa Civil se recibieron 52 reclamos por cables cortados, postes caídos y cables en la vía pública.
Solo hubo un reclamo por voladura de chapa en una casa, situada en Pasteur al 50.

Siguen los trabajos

Eduardo Naya, jefe de Defensa Civil y de la Agencia de Seguridad Vial, manifestó en una entrevista con Democracia que tras la intensa tormenta de este domingo, ayer la situación se fue normalizando, mediante el trabajo de cuadrillas municipales y de las empresas de energía eléctrica y de teléfonos.
“Hubo continuidad de las tareas que se iniciaron el domingo último, después de la tormenta, que al ser tan rápida y a una hora temprana de la tarde, nos dio suficiente tiempo para al menos vallar y marcar cuantas caídas de cables eléctricos, que en este caso, fue uno de los problemas más graves”, dijo el funcionario.
“Muchos de estos inconvenientes se habían solucionado el mismo día de la tormenta, y los que no, quedaron registrados, marcados y a primerísima hora de ayer, las cuadrillas municipales, conjuntamente con las empresas de Eden y de teléfonos, prosiguieron con las tareas. Se ha dado casi solución a todo, salvo algunos pequeños inconvenientes que se irán solucionando a la brevedad”, explicó.
“La más importante fue la caída de una línea de media tensión sobre la cual se apoyó un árbol de gran envergadura, en Camino del Resero a la altura de Borges, que dejó sin luz al barrio San Antonio, que confiamos que a la noche (de ayer) quede solucionado”, afirmó.
Para Naya, la ciudad volvió lentamente a su normalidad y se preocupó por recomendar, para cuando se den otras oportunidades similares, “que la sociedad tiene que refugiarse en sus viviendas, no salir a ver qué y cómo pasó, mucho menos dejar salir a los chicos, porque el problema más grave es el de los cables eléctricos que caen, que quedan con energía, que cuando se toma conocimiento dónde están se corta la energía eléctrica en el lugar primero y luego se hacen las reparaciones correspondientes”.
En su opinión, hubo un sector más afectado. “El norte y noroeste de la ciudad, que quedó afectado por las ráfagas de viento más fuerte, donde varios árboles que cayeron produjeron roturas en las líneas de energía eléctrica y de teléfono, también en algunos cables de canal de televisión”, dijo.
Respecto a si las casas precarias de cartón o de chapa no habían sufrido daños, Naya dijo que fueron muy pocas las que sufrieron voladuras o daños en los techos. “En este sentido tuvimos suerte, el viento afectó más alto, a las copas de los árboles más altos, más grandes, que al mojarse pesan mucho más, y que en esta época del año, tienen copas muy frondosas, que tienen más embolse de viento y pueden caer, o tener desprendimiento de ramas”, manifestó.
Respecto a la ayuda que reclamaba la población tras la tormenta y la asistencia dada desde el Estado, dijo: “La que primero está en la calle, en estos casos, es la policía. Son los que generalmente acuden en primer término. Después salieron las cuadrillas municipales, de poda, de alumbrado público. También salió el secretario de Obras Públicas, Diego Frittayón, y entre él y yo fuimos verificando cuáles eran las problemáticas, para después pasarle los datos a las empresas de energía eléctrica y de teléfonos. Se establecieron prioridades para responder a la emergencia”.

COMENTARIOS