Trump arremetió contra el juez y el fiscal al inicio de su juicio por fraude
NUEVA YORK

Trump arremetió contra el juez y el fiscal al inicio de su juicio por fraude

Es el primero de varios casos.

El expresidente estadounidense, Donald Trump, comenzó a ser juzgado ayer por fraude en un tribunal de Nueva York y denunció el proceso, que podría costarle la Torre Trump y otras propiedades, como un intento de frustrar su reelección en los comicios del año próximo.

“Esto tiene que ver con interferencia electoral, simple y llanamente. Están tratando de perjudicarme, para que no me vaya tan bien en la elección como me está yendo”, dijo Trump a la prensa. “La razón por la que fue procesado es porque me postulé” otra vez a presidente, agregó el magnate inmobiliario republicano, que ya tiene abiertas cuatro causas penales, además de esta, que pertenece al fuero civil.

Trump, que lidera las encuestas de intención de voto para las elecciones de 2024, es juzgado junto a dos de sus hijos y directivos de su compañía Trump Organization, acusados de haber inflado durante años el valor de sus activos inmobiliarios.

El juez de la causa, Arthur Engoron, ya dictaminó la semana pasada que se había demostrado la existencia de “fraude continuado”, y ahora deberá resolver sobre otros seis cargos, incluyendo falsificación de registros contables, emisión de informes financieros falsos y fraude de seguros.

Si sus fallos fueran ratificados por un tribunal de apelación, Trump podría sufrir la confiscación de las empresas objeto de la demanda, que se confiarán a liquidadores, lo que podría obligarlo a ceder propiedades de Nueva York como la Torre Trump, canchas de golf y residencias.

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, solicita la revocación de los permisos comerciales en el estado de Nueva York de Tump y sus hijos, Eric y Donald Jr, vicepresidentes ejecutivos de la Trump Organization, y una multa financiera de 250 millones de dólares.

“La ley es a la vez poderosa y frágil. Hoy ante la corte sustentaremos con pruebas nuestro caso”, declaró a la prensa la fiscal. “No importa cuán poderoso sea alguien, ni cuán rico sea, nadie está por encima de la ley”, agregó James.

Trump dijo poco antes en su red social Truth Social que había decidido ir personalmente a la corte “para luchar contra una fiscal general corrupta y racista y contra un juez fuera de control que odia a Trump”.

Al empezar la audiencia, el juez Engoron dijo que el juicio durará hasta el 22 de diciembre, el viernes anterior a Navidad. Poco antes, denegó un pedido para permitir cámaras dentro de la corte, a la que solo accedieron algunos periodistas, informó la cadena CNN.

La audiencia comenzó con una declaración de una fiscal que trabaja para James.

Trump no puede ser condenado a prisión por esta acusación y no se espera que tenga que declarar hasta dentro de semanas, pero el juicio será un anticipo de una serie de casos legales que podrían perturbar su campaña por la nominación republicana para las presidenciales. El multimillonario está inculpado penalmente en cuatro casos diferentes, que por el momento no han repercutido en su popularidad entre las bases republicanas.

COMENTARIOS
Hallaron el cuerpo de Ronald Ojeda