Marcha multitudinaria: los colombianos coparon las calles contra el terrorismo
RECHAZO AL ATENTADO QUE CAUSÓ 21 MUERTOS

Marcha multitudinaria: los colombianos coparon las calles contra el terrorismo

La manifestación en Bogotá reunió a líderes políticos de distintos partidos y a conocidos artistas como Shakira y Carlos Vives.

Miles de personas marcharon por las calles de Bogotá y otras ciudades del país para protestar contra el ataque terrorista a la academia de policía General Santander, ocurrido el 17 de enero en la capital colombiana.
El ataque, atribuido por el gobierno del presidente conservador Ivan Duque al grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN), causó 21 muertos y 68 heridos cuando una camioneta con 80 kilos de explosivos que era conducida por José Aldemar Rojas detonó contra el edificio.
Importantes líderes políticos como el ex presidente Juan Manuel Santos y Andrés Pastrana participaron de la marcha hacia la Plaza de Bolívar, en el corazón del casco antiguo de Bogotá. También se vio a famosos artistas, como los cantantes Carlos Vives y Shakira, quienes se sumaron a la manifestación donde se veían carteles que decían “no al terrorismo”, “yo quiero la paz” y “soy policía”.
La marcha culminó con una misa en la catedral de Bogotá en memoria de las víctimas. En su mayoría los muertos eran jóvenes cadetes de 17 a 22 años, estudiantes de la Escuela de Policía General Francisco de Paula Santander. El presidente Iván Duque dijo que tenía “el corazón arrugado, pero también el deseo de honrar a estos héroes, porque honrar su memoria es rechazar la violencia y el terrorismo y unirnos como país”.
En el Parque Nacional de Bogotá, desde donde salió la marcha hacia la Plaza de Bolívar, el ex presidente Santos dijo que se sentía “complacido de ver que el país entero, sin importar su origen político, está unido en torno a la buena causa de decir no a la violencia y al terrorismo”. Santos presidió Colombia entre los años 2010 y 2018 y recibió el premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para la reconciliación política en Colombia. Fue cuando logró firmar un acuerdo de paz con las Farc (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) e intentó también negociar con el ELN.
En 2017 en Quito, Ecuador, el ELN inició tratativas con el gobierno de Colombia que luego se trasladaron a La Habana, en mayo de 2018. Ahora el ataque del 17 de enero contra la academia de policía destruyó esa posibilidad de conseguir la paz. El sábado 19 el presidente Duque reclamó a Cuba que detenga a los miembros del ELN que integran la delegación negociadora de La Habana. El gobierno de Cuba contestó que actuará “en estricto respeto” a los protocolos del Diálogo de Paz firmados entre el gobierno y el ELN, donde se incluía un protocolo a seguir en caso de ruptura de las negociaciones. Ese protocolo establece la intervención de un tercer país amigo para facilitar el regreso de la delegación del ELN.
En varias ciudades de Colombia los manifestantes concurrieron vestidos de blanco, agitando banderas colombianas y carteles que proclamaban “la vida es sagrada”. En la caribeña ciudad de Montería, el ex presidente Alvaro Uribe opinó que “la situación que le dejaron a Duque es muy difícil, el ELN estaba desaparecido en 2010 pero hoy es fuerte”.

COMENTARIOS